Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos luchan por capitalizar la llegada del AVE

La ansiada llegada del AVE a Málaga parece haber puesto nerviosos a los partidos políticos, que se han enzarzado en una lucha por convertirse en los únicos depositarios del mérito de la obra, que ha costado 2.534 millones procedentes de fondos europeos y de los impuestos públicos.

Mientras que el Partido Popular no duda en desempolvar al ex ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, para recordar que durante su mandato se iniciaron las obras de 21 de los 22 tramos que componen la línea de alta velocidad Córdoba-Málaga, el PSOE respondió -a través de una nota oficial del ente público Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif)- que "los verdaderos impulsores" de esta infraestrucutura "han sido los Gobiernos socialistas central y autonómico".

Adif recuerda que fue la Junta quien en noviembre de 2006 encargó un "estudio informativo", y que cuando el PSOE llegó al Gobierno en 2004 sólo se había ejecutado un 43% de la obra y con "múltiples deficiencias".

El PP ha iniciado una campaña en los medios titulada "El AVE llega ahora, pero se inició hace mucho". Uno de sus puntales es Álvarez-Cascos, quien ayer tiró de agravios. Según él, Málaga sólo le debe a los Ejecutivos del PSOE "ocho años de retraso" en esta infraestructura, al no haberse proyectado junto al AVE a Sevilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de diciembre de 2007