Reportaje:

La imagen más coqueta de Rachida

La ministra de Justicia posa, vestida de Dior, para 'Paris-Match'

La ministra francesa de Justicia, Rachida Dati, ha echado otro pulso en su carrera política. Las fotografías que publica el semanario Paris-Match han servido para que los magistrados galos criticasen aún más a una ministra tan sonriente y seductora ante las cámaras como dura y esquiva ante los profesionales de la Justicia. En la publicación, la ministra aparece en portada sonriente vestida con un traje de Christian Dior en tonos rojos y rosas. Y ello mientras que en nombre de la "Justicia de proximidad", Rachida Dati ha ordenado el cierre de tribunales de primera instancia en muchas ciudades francesas. Abogados, jueces, fiscales y funcionarios, que trabajan con presupuestos precarios, se suben por las paredes.

Dati mantiene una difícil relación con los jueces. Para el presidente Sarkozy esos magistrados que se quejan "son como guisantes, todos iguales". Como antiguo abogado de negocios, tampoco parece tenerles aprecio, de ahí que vea con buenos ojos el cierre de tribunales en ciudades de menos de 30.000 habitantes.

Rachida Dati se sabe símbolo de un Gobierno abierto a la "diversidad" -es hija de argelino y marroquí-, cumple a rajatabla las consignas del Elíseo. ¿Hay que suprimir juzgados? Pues se suprimen. ¿Hay que reducir el gasto a base de poner funcionarios en la calle? Pues se les pone.

Obviamente, Rachida Dati no es muy popular entre la profesión pero eso a ella, que no tiene la carrera de Derecho, le importa poco. Cuando sea el momento de la próxima reestructuración ministerial, Dati deberá dejar Justicia. No le importa. Ella está al servicio de su presidente y encuentra tiempo para posar vestida de Dior en el hotel Park Hyatt de París Vendôme, decorado por el arquitecto norteamericano Ed Tutle.

Desde que en septiembre pasado Sarkozy se separó de su mujer, Cécilia, la ministra de Justicia no sólo acompaña al presidente en sus desplazamientos, sino que es invitada a las cenas privadas con los mandatarios.

En Marruecos, Rachida compartió mesa con el rey Mohamed VI y su familia. Su origen marroquí justificó la deferencia de Sarkozy. Pero hay quienes aseguran, sin embargo, que ella es una de las ministras más cercanas al presidente y a ninguno de los dos les importa que se note.

La portada de <i>Paris-Match.</i>
La portada de <i>Paris-Match.</i>

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50