Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MAURITANIA

Dos marinos gallegos, llevados ante el juez

La localidad pontevedresa de Marín vive desde el viernes pendiente del puerto de Nuadibú, al norte de Mauritania, donde hasta ayer permanecían retenidos José Portas y Santiago Iglesia, patrón de costa y de pesca, respectivamente, del Bahía de Santoporto y vecinos de la villa gallega. Ayer, cinco días después de que las autoridades mauritanas imputaran a ambos por la muerte de una persona y la desaparición de otras cuatro que iban en una barcaza a la que podría haber arrollado el buque, el fiscal pidió su puesta en libertad sin cargos, según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

La mujer de José Portas Salazar, Amalia Porto, señaló que tanto los protagonistas del episodio como la familia -el matrimonio tiene dos hijos- lo han llevado con relativa calma. Algo a lo que ha contribuido el hecho de que "siempre estuvieron bien atendidos y en compañía del cónsul español", dice.

El gerente de la Asociación de Armadores de pesqueros de Marín, Francisco Teijeiro, explica que alrededor de las cuatro de la madrugada del pasado jueves, a 50 millas de Nuadibú, la tripulación del Bahía de Santoporto notó un golpe y decidió parar las máquinas. "Estuvieron más de media hora sin moverse y no vieron ni oyeron a nadie gritando o nadando". Pero al poco de llegar a tierra, a las ocho de la mañana, fue hallado un cadáver a unas 45 millas. La asociación de armadores insiste en que "no hay ni la más mínima prueba" contra los marineros gallegos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de diciembre de 2007