El plan general de Vigo anula el pelotazo de Fundación San Rosendo

La entidad iba a cobrar unos 10 millones de euros por un inmueble recalificado

La última versión del plan general de Vigo anula el pelotazo de la Fundación San Rosendo, a la que se recalificó una esquina de la plaza Santa Rita de su propiedad. La fundación ya había firmado un compromiso de venta del inmueble por "unos 10 millones de euros", supeditada a que la recalificación fuera definitivamente aprobada por el plan general.

Más información

Tampoco tiene visos de prosperar otra operación urbanística promovida por esta fundación en Gondomar. Ambas propiedades pertenecían originariamente a la Fundación Fernández Pereira, que la San Rosendo absorbió en 2002. Con los réditos de ambos pelotazos, la fundación orensana pretendía financiar la construcción de un gran balneario en Ourense. Familiares de las fundadoras de la Fernández Pereira entienden que con estos "movimientos especulativos" la Fundación San Rosendo defrauda los fines sociales a los que se comprometió con la absorción y ha puesto el asunto en manos de abogados para tratar de enmendarlo.

El inmueble de Santa Rita, próximo a la plaza de España y al Hospital Xeral, fue comprado por la Fundación Fernández Pereira a la Caja de Ahorros de Vigo en 1987. Construido en 1960, funcionaba como residencia de estudiantes y albergaba un colegio público inicialmente promovido por la caja de ahorros. En la compraventa, la fundación se comprometió a destinar la finca a residencia de ancianos durante un plazo mínimo de 23 años, que expiraría en marzo de 2010. También, a que la parte ocupada por el colegio "será destinada a tal fin en tanto por el Ayuntamiento de Vigo no se construya el nuevo colegio en la avenida de Madrid y consecuentemente quede desalojada dicha parte colegial, que pasará entonces a ser de pleno dominio y uso de la compradora, juntamente con el resto de la finca ahora transmitida". La Fundación San Rosendo asumió esas cargas al absorber a la Fernández Pereira.

La Fernández Pereira reconvirtió para ancianos la residencia de estudiantes y como tal operó hasta que, ya en manos de la San Rosendo, la Vicepresidencia de la Xunta ordenó su clausura, en septiembre de 2006, porque, pese a los múltiples requerimientos realizados en los tres años anteriores para que se subsanaran las múltiples deficiencias de tipo estructural y documental, la Fundación San Rosendo no había dado un paso al efecto. Aunque anunciaba esa residencia en su catálogo de activos.

El plan general de Vigo, que aún se tramita, ya había recalificado el solar de 1.395 metros cuadrados de modo chocante, ya que lo convertía en una isla dentro de un ámbito enteramente dedicado a equipamientos. El BNG, que introdujo la recalificación de la parcela en el plan general que dirigía y que luego,con el PP, aprobó una alegación que duplicó la superficie recalificada, no explica ese tratamiento de la esquina de Santa Rita "porque en el actual equipo de gobierno no hay nadie que conozca el asunto".

La recalificación permitía construir en el solar 7.400 metros cuadrados de viviendas, en una zona donde está prevista una drástica actuación urbanística (torres de viviendas, túneles, nuevo paisaje urbano...) que previsiblemente la revaloriza.La Fundación San Rosendo firmó un compromiso de venta del inmueble a la constructora Puentes y Calzadas, supeditado en su eficacia a la aprobación del plan general con la recalificación de la parcela incluida. El presidente de la fundación, Benigno Moure, silenció a este periódico ese compromiso, aunque indicó haber puesto el inmueble en manos de varias agencias a un precio de referencia de "unos 10 millones de euros". Daba por hecho que alguien lo compraría. Pero se cruzó la Consellería de Educación.

El equipo que ha revisado el plan general de Vigo para introducir en él un 40% de vivienda protegida ha aprovechado para estimar también las alegaciones, antes desoídas, de Educación y devolver a la parcela de Santa Rita su calificación actual, para uso de equipamientos. No será definitivo hasta la aprobación del polémico plan general, pero hoy ya resulta bastante probable. Moure aún no depone sus expectativas de pelotazo. "No sabemos muy bien cómo está el tema", dice, expresando su confianza en que la anterior recalificación se consolide.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de diciembre de 2007.