Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:gastronomía

Vaso rallador

Para no rallarse -ni cortarse- con el rallador, hay una opción con remite nórdico. Se trata del vaso rallador de Eva Solo. Su forma cónica se adapta a las ensaladeras y recipientes y el contenido -verduras, frutas, queso...- va directo al plato. De esta forma, no se desperdicia el jugo de las zanahorias, manzanas, pepinos o cualquier otro ingrediente que hasta ahora se perdía con los ralladores habituales. Sus distintas muescas o dientes permiten hacer diferentes tipos de corte y el material, de acero inoxidable, garantiza su limpieza (se puede meter en el lavavajillas). Este vaso rallador (que mide 20,5 centímetros de alto y 12 centímetros de ancho) sigue el objetivo de combinar lo estético con lo funcional que caracteriza a las propuestas nórdicas. La marca danesa Eva Solo (www.evasolo.com) acumula un centenar de premios de diseño con sus utensilios para cocina, a cargo de Claus Jensen y Henrik Holbaek Tools. El Grating Bucket (con un precio aproximado de 35 euros) lo distribuye en España www.caprichosdaneses.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de diciembre de 2007