Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva fiscalidad frena en seco la venta de coches pequeños

Las matriculaciones de los todoterrenos baten el récord del pasado año

Retrasar la compra de coche para ahorrarse el impuesto de matriculación o parte del mismo. Ése es el argumento que esgrimen los fabricantes para explicar que las ventas de coches micro y pequeños hayan caído el 19,7% y el 18,6%, respectivamente, en el mes de noviembre.

Los coches micro (Smart, Fiat 500, Citroën 1 y 2, Fiat Panda, Ford K, Peugeot 107 y Twingo, entre otros) y los pequeños (Seat Ibiza, Peugeot 207, Renault Clio y Citroën 3, entre otros) verán reducido su impuesto de matriculación el 1 de enero, que hasta ahora era del 7%, hasta el 4,75% o al 0% en algunos de ellos.

La nueva fiscalidad exime del impuesto de matriculación a los coches que emitan menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro. Los coches que emitan entre 120 y 160 gramos de CO2 pagarán el 4,75%. Para los que emitan entre 160 y 200 gramos se les aplicará el 9,75% y los de más de 200 gramos pagarán el 14,75%.

Aunque la mayoría de los fabricantes está haciendo ofertas comerciales que consisten justamente en rebajar el importe de ese impuesto, los clientes no se animan a comprar coches con este argumento en un momento en que la crisis de confianza empieza a dejarse notar.

Caída del 5,9% en el mes

En noviembre se matricularon en España 125.199 automóviles de turismo, con un descenso del 5,9% sobre noviembre de 2006, según los datos difundidos ayer. La patronal de fabricantes, Anfac, reconoció ayer que se mantiene "esta moderada pero consistente caída de las compras de los particulares por la menor renta disponible al aumentar los precios de los productos básicos y las mayores cuotas hipotecarias por la subida de tipos".

Luis Valero, director de la patronal, explicó ayer que la mezcla de los dos factores está mermando las ventas, pero añadió que la situación por ahora no es preocupante. "En los 11 primeros meses del año se han matriculado en el mercado español 1.470.405 unidades, con un descenso tan sólo del 1,9%, dentro de las previsiones", resalta Valero como argumento de la buena salud del sector.

Los fabricantes consideran que si al final del año 2007 se mantiene este descenso sobre el 1.634.595 unidades del año 2006 se cerrará un "buen ejercicio". Lo preocupante para el sector es que las familias y empresas no alquiladoras (que suponen el 85% del mercado) están perdiendo renta y fuelle, ya que sus compras han caído el 5,1% en noviembre y el 2,6% para el conjunto de los 11 meses del año.

Por segmentos, las matriculaciones de noviembre demuestran la fuerte caída en turismos (el 7,2%), que ha sido compensada con una mayor venta de todoterrenos, que subieron en noviembre el 5,7%. De la fuerza de los todoterrenos da una idea que las 136.479 unidades vendidas en los 11 primeros meses de 2007 ya superan el techo anual histórico conseguido de todo 2006, cuando se vendieron 135.563 unidades de este segmento.

Por marcas, Citroën va camino de cerrar el año como líder, ampliando su ventaja sobre Renault. Ford amenaza con arrebatar la tercera plaza a Seat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de diciembre de 2007