Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:OCIO

El nuevo rey

Ocho años lleva peleando EA Sports para volver a ser el título de referencia. Para conseguirlo ha incorporado todas las virtudes de la competencia y las ha mejorado, amén de añadir nuevos modos de juego e incorporar la base más completa de jugadores y equipos.

Hay que diferenciar entre las versiones de consolas antiguas y las de nueva generación, en las que el título luce espectacularmente. Por fin el balón tiene un comportamiento realista, fiel a la ley de la gravedad y al lógico discurrir y rebotar de un esférico. A ello se han sumado unas animaciones orgánicas de los movimientos de los futbolistas, que a su vez cuentan con un diseño más estilizado, alejado de los chaparros y cachas personajes de entregas anteriores.

'FIFA 08'

Desarrolla: EA Sports

Distribuye: Electronic Arts

Plataforma: Windows, PS2, PS3, Xbox 360, Wii

Género: Deportivo

Edad: +3

Precio: 35, 45, 70, 70 y 60 euros

Sitio: www.fifa08.ea.com/

Nota de 1 a 5: 5

El buen uso de la tecnología punta desemboca en la recreación de los estadios repletos de público que, con su griterío y cánticos, crean una atmósfera digna de una tarde de buen fútbol. En Xbox 360 se disfruta de un mullido césped donde se hunden las botas. Manolo Lama y Paco González repiten como comentaristas.

Respecto al juego, el control es lo que más se ha mejorado, incluyendo un modo para atraer a los aficionados de Pro Evolution Soccer: disponen los botones de la misma forma. Ahora se permite decidir de forma manual la selección del jugador que se quiere controlar dirigiendo la palanca del mando. Poder mover al portero cuando las cosas se ponen feas es otra de las innovaciones.

La sorpresa principal es el modo Be A Pro, con el que se toma el control de un único jugador en lugar de todo el equipo. En cuanto el futbolista elegido recibe el balón, la cámara pasa a un punto de vista subjetivo para encarar la acción en primera persona. La misión es convertirle en una estrella, subiéndole el caché y consiguiendo que juegue en los equipos más importantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de noviembre de 2007