_
_
_
_

Café teatro y cultura cubana, ejes de la nueva sala Yemayá

¿Cómo explicarle al médico un dolor, si estás herido de forma intangible, "a causa del amor y el pensamiento de la resistencia"? Con esta duda se desvela Gamoneda, el álter ego del veterano actor Mario Zorrilla que todos los martes a las 20.30 sube al escenario de la nueva sala madrileña Yemayá (Calatrava, 19), con sus versos "robados" a escritores clásicos, desde Gil de Biedma a José Hierro.

La sala, que toma su nombre de la diosa del mar en el culto afrocaribeño, abrió hace un mes como homenaje al café-teatro y la cultura cubana. Sus cuatro paredes albergan cada domingo un mercadillo de artesanía de Cuba, música salsera y conciertos de cantantes llegados de la isla o afincados en Madrid.

En el espectáculo de Gamoneda, La casa de los tiros, cada función se convierte en un encuentro íntimo con 40 espectadores (no hay butacas para más) que descubren el teatro a la antigua usanza, de versos clásicos y pasiones universales. "Se trata de un monólogo construido con poemas sobre las heridas de siempre: la vida, el amor y la muerte, pero que reinterpreto y relaciono como si fuera mi propia vida", explica Zorrilla-Gamoneda.

"Ha sido una manera de sacar fuera mis fantasmas y compartirlos con el público, que es lo más importante. Al ser un espacio tan íntimo, veo la complicidad en sus rostros", añade este actor curtido en escenarios teatrales, cines y platós de televisión.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_