Cemex pone en marcha el horno "más grande y eficiente del mundo"

La compañía invierte 50,5 millones en la línea de cemento blanco de Buñol

Cemex inauguró ayer un nuevo horno de cemento blanco en el que ha invertido 50,5 millones de euros y que producirá 600.000 toneladas anuales de este producto que está adquiriendo una sustantividad estética progresiva en la arquitectura contemporánea. Con ello, la capacidad de la línea de producción de cemento blanco de la fábrica de Buñol se equipara a la de cemento gris, que ahora está en 680.000 toneladas anuales.

La nueva instalación producirá 600.000 toneladas anuales

Según explicó ayer Ignacio Madridejos, consejero director general de la empresa, este es "el horno de cemento blanco más grande del mundo y el más eficiente", puesto que la tecnología aplicada, a través de una torre de calcinación de 93 metros que aumenta la temperatura de los materiales, permite una mejora energética de un 17% por tonelada de clinker (material previo al cemento), lo que a su vez supondrá un ahorro en la emisión de CO2. Tanto la planificación del proceso como la torre de calcinación han sido diseñadas por Cemex. Los trabajos de construcción, montaje y puesta en marcha de este horno, que tiene 62 metros de longitud por cuatro de diámetro, han durado cerca de dos años, y en ellos han participado unos 1.500 trabajadores.

Madridejos, que compareció junto al director de la fábrica, José Ricardo García Aleix, y el director de cemento blanco de Cemex, Fernando Cuesta, definió la inversión en la línea de producción de cemento blanco como "una apuesta fuerte" para la fábrica de Buñol, una de las instalaciones "con tecnología más puntera de la cementera española". La fábrica acaba de instalar un nuevo filtro de mangas, cuya inversión ha alcanzado los tres millones de euros.

El cemento blanco se obtiene a partir de una selección de minerales muy puros, libres de hierro, y a la blancura contribuye el enfriamiento brusco del clinker durante el proceso de fabricación. Su consumo ha experimentado un aumento desde el año 2000, en que la producción se reducía a la mitad. Sin embargo, en comparación con el cemento gris, solo supone el 3%. Con este nuevo horno, la cementera se asegura el 60% del mercado del cemento blanco en España.

Según las previsiones de la compañía, su uso tenderá a intensificarse en los próximos años ya que, aunque es más caro, presenta algunas ventajas frente al gris, como por ejemplo su utilización como caravista sin necesidad de cubrimiento. Además de su valor estético asociado a la arquitectura de vanguardia, la durabilidad del producto, su escaso mantenimiento y su luminosidad potencian sus posibilidades.

Sobre la firma

Miquel Alberola

Forma parte de la redacción de EL PAÍS desde 1995, en la que, entre otros cometidos, ha sido corresponsal en el Congreso de los Diputados, el Senado y la Casa del Rey en los años de congestión institucional y moción de censura. Fue delegado del periódico en la Comunidad Valenciana y, antes, subdirector del semanario El Temps.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción