Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP cree que su rebaja fiscal no tiene coste, y Solbes la cifra en 5.000 millones

Los populares concretarán datos en enero, y Economía critica su indefinición

El PP insistió ayer en su hermetismo total a la hora de explicar la reforma fiscal anunciada por Mariano Rajoy el domingo. Los autores de esta idea insisten en que su propuesta consiste en cambiar el IRPF hasta convertirlo en un "impuesto nuevo", y aseguran que todos los detalles se darán a conocer en enero, aunque la información se irá dosificando para tratar de aparecer en los medios con propuestas alternativas, como ha pedido Rajoy a su equipo, y no sólo con descalificaciones del Gobierno.

Ángel Acebes aseguró ayer que la reforma (que supone ampliar de 9.000 a 16.000 la cantidad por debajo de la cual los ciudadanos no pagarán IRPF) "no tiene ningún coste" porque al bajar impuestos se reactiva la economía y aumentan los ingresos fiscales por otras vías. El PP se niega a hacer un cálculo estático, esto es, de cuánta merma de ingresos supondría con el actual IRPF y los datos recientes, porque cree que es ficticio.

Sin embargo, Economía sí ha hecho números y el vicepresidente Pedro Solbes los explicó ayer en Barcelona. Si la rebaja del PP afecta sólo a los que ganan menos de 16.000 euros, como ha anunciado, supondría una merma de unos 5.000 millones de euros (la rebaja que ha hecho el PSOE de IRPF y Sociedades ha costado 4.500 millones).

Pero si supone una exención de impuestos de los primeros 16.000 euros de renta para todos los contribuyentes (subiendo el mínimo personal y las deducciones por renta del trabajo), el coste podría llegar a 25.000 millones de euros, algo inasumible, según el Gobierno. Fuentes del PP descartan esta última opción y aseguran que se bajarán los impuestos en todos los tramos, pero de otra manera, creando un sistema completamente nuevo.

"No he entendido bien de qué va. No sabemos si los que ingresan 15.900 no van a pagar nada y los que ganan 16.001 lo van a pagar todo, eso sería injusto. Es difícil de valorar como propuesta. O el PP no ha hecho bien los números o no se ha explicado bien", aseguró Solbes.

Según el vicepresidente, "es arriesgado hablar de rebaja en este momento concreto de indefinición, aunque el Gobierno mantiene su compromiso electoral de 2004: si hay margen, se reducirán los impuestos".

Fuentes de Economía, que afinaron el cálculo en unos 4.500 millones de euros (un 5% de la recaudación prevista para 2008) con la primera fórmula, la más probable, admiten que su estimación debe acogerse "con todas las salvedades", por la negativa del PP a dar detalles. El Gobierno también cree que la propuesta favorece la economía sumergida: los que cobren poco más de 16.000 euros estarán incentivados para intentar cobrar en dinero negro la diferencia y beneficiarse de la deducción.

IZQUIERDA UNIDA "Trampa para incautos"

Izquierda Unida criticó ayer duramente la propuesta de rebaja fiscal del PP a la que se refirió como "trampa para incautos". Para su coordinador general, Gaspar Llamazares, la propuesta popular "oculta la principal finalidad del PP, que es rebajar los impuestos a los más ricos mientras da las migajas a los asalariados".

Para el líder de IU, el único objetivo del PP es "que no se note tanto" que van a rebajar los impuestos "a los ricos" y advirtió: "No es una mejora fiscal para los asalariados sino que puede ser incluso un perjuicio para ellos, puesto que no podrán recibir la devolución de sus impuestos al no hacer la declaración".

CiU "Pobre e insuficiente"

El presidente del grupo de Convergència i Unió en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, consideró "totalmente insuficiente" y "muy pobre" la reforma fiscal propuesta por Rajoy porque sólo afecta a "mileuristas" cuyas aportaciones al erario público son "ínfimas". Duran, que se erigió en padre de la rebaja de impuestos - "CiU ya hace tiempo que sostiene que hay margen para bajarlos"-, defendió extender la reforma a las clases medias, "la principal bolsa de recaudación".

El portavoz de ERC en el Parlamento catalán, Joan Ridao, calificó la propuesta de rebaja fiscal del PP de "típico humo preelectoral".

UGT / CC OO "Electoralista e inoportuna"

Ninguno de los dos principales sindicatos apoya la propuesta de Rajoy. Para el secretario general de UGT, Cándido Méndez, es "inoportuna y contraproducente" teniendo en cuenta que a partir de 2013 España dejará de recibir los fondos que recibe de la UE y que suponen un 1% del PIB. Méndez dudó de que se pueda compensar esas rebajas fiscales si, tal y como augura el PP, España entra en una "senda de desaceleración económica" y advirtió de que la rebaja reduciría el superávit y menos gasto social. También el secretario general de CC OO, José María Fidalgo, se mostró desconfiado ante la propuesta del PP: "Puede esconder algún tipo de trampa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de noviembre de 2007

Más información