Crítica:LIBROSCrítica
i

Atrapados por la Red

"Tú controlas la era de la información. Bienvenido a tu mundo". Éste es el titular de la revista Time del último número de 2006 que dio rápidamente la vuelta al mundo y supuso el espaldarazo casi definitivo a un concepto acuñado sólo un par de años antes: el de la Web 2.0, una nueva manera de ofrecer servicios en Internet considerando la Red como plataforma, es decir, el usuario puede utilizar los sitios web como si de una aplicación o programa se tratasen, lo que abre grandes posibilidades creativas.

En esta nueva etapa de Internet, el usuario adquiere un gran protagonismo. Pasa de ser mero espectador y consumidor de lo que se le ofrece a convertirse en creador y generador de contenidos y servicios. Participa de manera activa. Por eso, y aunque tiene sus detractores, el concepto Web 2.0 ha calado en el mundo online. Ha abierto nuevos escenarios, nuevas posibilidades, nuevas maneras de trabajar, nuevos retos, nuevas vías de participación, nuevas formas de relación, nuevos modos de hacer negocios. En definitiva, ha cambiado las reglas del juego que tuvieron validez durante los primeros años de Internet.

Web 2.0. El usuario, el nuevo rey de Internet

Ismael Nafría

Ediciones Gestión, 2000

ISBN 978-84-96612-75-4

Ahora mucho ha cambiado. Es normal, pues, que los países cuyas empresas están más avanzadas en el uso de la Web 2.0 como parte de su estrategia empresarial sean Estados Unidos, Alemania, China, India y Reino Unido. Y, como resultado de ello, fenómenos como la Wikipedia, YouTube, Del.icio.us o Facebook se han convertido en los ejemplos más representativos de la Web 2.0.

Según Hitwise, una empresa dedicada a analizar el comportamiento de los usuarios en Internet, en abril de este año el conjunto de los sitios Web 2.0 generaba ya el 12% del tráfico total de la Red, frente al 2% de dos años antes.

Dicen los analistas que Internet permite fragmentar la audiencia hasta límites desconocidos hasta ahora; ofrece un control y un seguimiento de las campañas publicitarias sin parangón, y abre la puerta a los nuevos formatos y nuevas maneras de hacer llegar los mensajes a los consumidores. Paralelamente, en estos momentos, la mayor inversión de los anunciantes se encuentra en la publicidad asociada a las búsquedas, que llega a representar el 40% de los ingresos publicitarios generados en Internet.

Todos ellos conforman un puñado de temas para analizar y que aborda la presente obra. En sus páginas se intenta explicar en qué consiste la Web 2.0, cuáles son sus principales características y sus protagonistas más relevantes, y cuál es su importancia y su lugar en la todavía corta historia de Internet.

El autor, periodista especializado en Internet, subdirector de contenidos de Prisacom (perteneciente al Grupo PRISA, editor de EL PAÍS) desde febrero de 2005, y director de www.parasaber.com, orienta su análisis a distintos públicos. Por una parte, a todas aquellas personas que han oído hablar en algún momento de la Web 2.0 y quieren entender mejor de qué se trata. Por otro lado, a todos aquellos profesionales de distintos ámbitos que necesiten conocer mejor este fenómeno para poder aplicarlo con ventaja en su trabajo. Diseñadores, desarrolladores y programadores, emprendedores, gestores de proyectos, responsables de operaciones, responsables de estrategia de negocio, directores de empresa, publicistas, profesionales del marketing y las relaciones públicas, periodistas, profesores, analistas..., todos ellos pueden encontrar en estas páginas respuesta a muchos de los interrogantes que les plantea el nuevo entorno digital.

Basta con echar un vistazo al índice de la obra para otear las respuestas que se plantean: la historia desde la Web 1.0 a la Web 2.0 (1991-2007), la definición de la Web 2.0, sus protagonistas, la publicidad, la audiencia en Internet, el tímido regreso del capital riesgo, un diccionario básico de la Web 2.0...

En definitiva, un libro que puede servir de guía a muchos lectores atrapados en la vorágine de las nuevas tecnologías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 17 de noviembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50