Entrevista:FRANCISCO CAL PARDO | Tecniberia

"La ingeniería en España vive un momento excelente"

Francisco Cal Pardo, que desde hace cuatro años preside Tecniberia, la Asociación Española de Empresas de Ingeniería, Consultoría y Servicios Tecnológicos, ha sido nombrado miembro de la directiva de la CEOE el pasado 8 de mayo. Es la primera vez, en sus 43 años de historia, que esta asociación, y a través de este ingeniero industrial y licenciado en derecho, estará presente en la dirección de la patronal española. Tecniberia cuenta con más de 260 empresas asociadas, con una facturación conjunta que supera los 4.300 millones de euros anuales.

Pregunta. ¿Cuáles han sido los retos de Tecniberia y los que ahora se plantean?

Respuesta. En el ámbito del objetivo fundamental de la asociación, Tecniberia trabaja para dar una solución a la problemática del sector: la excesiva fragmentación, las bajas en las adjudicaciones en los concursos públicos, la competencia desleal o el déficit de ingenieros. También se trabaja por la formación e innovación.

"Cerca de un tercio de las empresas asociadas desarrollan actividades internacionales y cerca de un tercio de la facturación proviene del exterior"

P. ¿Cuál es el papel de la ingeniería en España?

R. La ingeniería en España atraviesa un momento que podríamos denominar excelente en el ámbito de la obra civil, la edificación, la industria y energía y el medioambiente, aunque no exento de cierta problemática que exige un esfuerzo por parte no sólo de los profesionales implicados, sino también de las Administraciones Públicas.

P. ¿Qué valoración tiene la ingeniería española en el extranjero?

R. La presencia de las empresas españolas en países en vías de desarrollo y desarrollados es necesaria, favorable y está muy bien valorada. Trabajar fuera puede, además, sentar las bases de la que sería una nueva ingeniería: profesionales con miras a la competitividad, a la innovación -que se centrará más en el proceso que en la producción-, a la creatividad, a la inversión en I+D+i y a la formación. En este momento, cerca de un tercio de las empresas asociadas desarrollan actividades internacionales y cerca de un tercio de la facturación proviene del exterior.

P. ¿Cómo contempla las inversiones en infraestructuras en España?

R. Los últimos datos que podemos entresacar de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2008 revelan una buena intención por invertir en infraestructuras. Aunque es prematuro emitir un juicio sobre los presupuestos sin un análisis más pausado que permita diferenciar la inversión en proyecto de la ejecución de obra, sabemos que un incremento de la inversión en proyecto puede garantizar una inversión duradera de ejecución de obra, mientras que una disminución en aquélla supondrían tiempos más difíciles en el futuro.

P. ¿El Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) es una solución para los próximos años o hace falta otro proyecto?

R. Siempre que se dote de los fondos necesarios para hacer frente a las inversiones previstas en el PEIT, puede ser una buena solución en materia de ingeniería civil. No se debe olvidar que la iniciativa privada ha hecho reiteradas ofertas para suplir, en su caso, la falta de inversión pública. Por otra parte, el Programa Agua, del Ministerio de Medio Ambiente, constituye una buena solución. El problema puede surgir en el sector inmobiliario.

P. ¿Qué reclama ahora Tecniberia a la Administración?

R. En primer lugar, se plantea el problema de la competencia desleal. Cada vez con mayor frecuencia, la Administración encomienda los trabajos a las universidades públicas y centros tecnológicos, cuando podrían ser realizados por empresas privadas. Otro problema son las bajas en los concursos celebrados con las Administraciones Públicas, algo que se asemeja a una subasta.

P. Y respecto al I+D+i de empleo y formación...

R. Sin duda, el futuro estará cargado de innovación, de cambios ligados a una nueva mentalidad en la que primará la competitividad y el esfuerzo por establecerse en países extranjeros. Un futuro no muy lejano que, en cierto modo, convertirá a los profesionales del sector en personas en quien confiar a la hora de establecer alianzas en el campo empresarial. Como señalaba antes, aquí sí podrían trabajar conjuntamente empresas, universidades y centros tecnológicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 17 de noviembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50