Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP limita el alcance de un acto y evita que hable Aznar

La conferencia programática, diseñada para lanzar a Rajoy

El PP ultima los detalles para la convención programática, el acto central de la larguísima precampaña del PP, que se celebra este fin de semana (viernes, sábado y domingo) en Madrid. Oficialmente se le denomina conferencia política, aunque el propio Mariano Rajoy, presidente del partido, la llamó dos veces "convención" en un el discurso que pronunció ayer en Alcorcón.

La diferencia no es menor. La convención nacional, un acto aparentemente idéntico al de este fin de semana (dura tres días, tiene contenido programático y no se eligen cargos), es un órgano estatutario del PP, que teóricamente se debe celebrar de forma anual, aunque Rajoy sólo ha hecho una, en marzo de 2006.

Y un órgano de ese tipo debe ser necesariamente inaugurado con un discurso del presidente fundador, Manuel Fraga, y del presidente de honor, José María Aznar. Pero esta vez, al tratarse oficialmente de una conferencia, ninguno de los dos hablará. Tampoco habrá ningún invitado estelar, mientras en 2006 acudió el francés Nicolas Sarkozy. Fuentes del PP matizan que Aznar no se ha caído del cartel porque nunca se pensó en hacer una convención nacional del tipo que señalan los estatutos.

En la convención de 2006, que llevaba por lema Hay futuro, la intervención de Aznar marcó el encuentro, ya que reivindicó que él nunca había negociado con ETA y que su Gobierno sólo se había reunido con los terroristas para "comprobar si estaban o no dispuestos a rendirse". Además, acusó al Ejecutivo del PSOE de "mendigar una tregua" que aún no se había producido.

Fraga y la balcanización

En el mismo foro, Fraga habló del peligro de "balcanización" de España, y Ángel Acebes, Eduardo Zaplana y Esperanza Aguirre criticaron a los que pedían moderación porque en su opinión eso haría al PP más simpático pero le llevaría a perder las elecciones.

La convención que comienza mañana ha sido planteada de una manera completamente distinta. De hecho, según fuentes de FAES, lo más probable es que Aznar ni siquiera acuda al acto, ya que ayer estaba en Colombia y viaja hoy a Guatemala. Organizada por Juan Costa, el único que tiene dos intervenciones -en la inauguración y la clausura-, el encuentro tiene un claro contenido programático, aunque la oferta final del PP para las elecciones se presentará en otro acto similar en enero, según confirmó el propio Rajoy.

El encuentro está repleto de mesas sobre los asuntos habituales: España, terrorismo, economía, seguridad, política exterior, educación, inmigración y otra titulada "comprometidos con el cambio climático".

Sin embargo, la convención está diseñada sobre todo para reactivar la figura de Rajoy. El domingo se ha preparado un gran acto de clausura en el pabellón Madrid Arena con miles de simpatizantes en el que, antes del líder, hablarán Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón, los dos principales aspirantes a su sucesión si pierde las elecciones de 2008.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de noviembre de 2007