Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Urquía se anticipó a una querella de Roca

La funcionaria del Juzgado de Instrucción 2 de Marbella M. L. M. arrojó ayer luz sobre la compleja causa que el Tribunal Superior de Justicia (TSJA) instruye contra el anterior titular del juzgado, Francisco Javier de Urquía, imputado de cohecho y prevaricación y suspendido desde el pasado julio. El fiscal sostiene que el presunto cerebro de la trama de corrupción, Juan Antonio Roca, pagó 63.000 euros de la vivienda de Urquía a cambio de asesoramiento y medidas como la suspensión cautelar de un programa de televisión que perjudicaba a Roca.

"Siempre trabajo con documentos originales y en esta causa no advertí nada extraño", declaró ayer la funcionaria. La procuradora de Roca, Irene Molinero, presentó una querella el 16 de marzo de 2006 para reclamar la suspensión del programa Misión imposible: Operación JAR, sobre el patrimonio del ex asesor de Urbanismo. El juez dictó un auto en las diligencias previas para evitar la emisión del programa, pero está fechado un día antes de que se notificara la querella, según la declaración: el 15 de marzo. La funcionaria aseguró no recordar haber sustituido una copia en las actuaciones por un original llegado con posterioridad.

Incoherencia de fechas

"Las actuaciones las custodiaba yo o el juez Urquía. Ahora he reparado por primera vez en la incoherencia de las fechas de los sellos que constan en los escritos", declaró la funcionaria. La testigo destacó el desajuste de fechas por el que el auto se dictó con anterioridad a la presentación de la querella. La funcionaria descartó que la querella fuera presentada en el Decanato y a continuación fuera depositada una copia en el Juzgado de Instrucción 2, al que había sido adjudicada la querella por reparto, para así acelerar su tramitación.

"Siempre proveo sobre escrito original con sello de reparto. No me consta que fuese habitual presentar junto al escrito original en registro general una copia en el juzgado al que iba destinado en los procedimientos con medidas cautelares urgentes", matizó ayer la funcionaria ante el magistrado instructor, Miguel Pasquau. A continuación, añadió que desconocía si "en el procedimiento del que se habla se vulneraron o no las normas de reparto", remachó.

Junto a Urquía están imputados en esta causa Roca, por cohecho y malversación, y Arnaud Fabrice Albouhair, por cohecho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de noviembre de 2007