El centro de Madrid tendrá microbuses eléctricos en diciembre

La EMT compra 20 unidades, que recorrerán las calles más estrechas

Pequeños, no contaminantes y destinados a las calles más estrechas. Ésas son las principales características de los microbuses que comenzarán a funcionar a partir de diciembre por las vías más pequeñas del centro de la capital, según informaron fuentes municipales. Estos vehículos ya funcionan en otras ciudades europeas, como Roma o el aeropuerto de Colonia, donde gozan de un gran predicamento debido a su imagen exterior.

El contrato que tiene previsto firmar la Empresa Municipal de Transportes (EMT) supone la adquisición de 20 autobuses, lo que supondrá un desembolso aproximado de unos cinco millones de euros. Esto supone que cada unidad costará unos 240.000 euros. Según fuentes de Tecnobus, la vida útil de estos microbuses supera los 15 años.

Las baterías de los autobuses tienen autonomía para 12 horas

Estos pequeños autobuses tienen un espacio muy reducido. Parecen furgonetas grandes a las que se les ha dotado de asientos. Disponen de 10 plazas sentadas, pero de pie pueden ir otras siete u ocho personas. Además, tienen una plaza para minusválidos con su correspondiente rampa de ascenso.

En principio, está previsto que los microbuses funcionen sólo por la parte central de la ciudad. Se quiere dotar así de líneas pequeñas a barrios donde las calles son muy estrechas y no cabrían otros vehículos. Los responsables de la EMT han pensado sobre todo en barrios como Malasaña y Chueca, además de áreas de prioridad residencial como Las Letras, Lavapiés y Embajadores. Así al menos lo llevaba Alberto Ruiz-Gallardón en el programa electoral con el que se presentó a las elecciones del pasado mayo. Estas líneas también permitirán el acceso a puntos emblemáticos para los madrileños y, sobre todo, los turistas, como la Puerta del Sol, el Museo del Prado, la Casa de la Villa o el Palacio Real, entre otros.

Los planes del Ayuntamiento también prevén la creación de dos líneas que conecten los puntos de elevada actividad. La primera enlazará Argüelles, la plaza de España, Embajadores y Atocha. La segunda discurrirá por Chamberí, Moncloa-Aravaca, Centro, Arganzuela y Retiro.

Estos microbuses han sido desarrollados por la empresa italiana Tecnobus, que hasta la fecha ha vendido unos 400 vehículos en toda Europa. Tiene clientes en Italia, Reino Unido, Francia, Portugal, España, Alemania y Canadá.

El motor de estos autobuses es eléctrico, igual que el de los tranvías. Su única fuente de alimentación son unas potentes baterías que van colocadas en la parte trasera del autobús y le confieren una autonomía superior a los 100 kilómetros o 12 horas de trabajo. Eso permite hacer muchos recorridos cortos, como para los que están previstos.

El tiempo de recarga de las baterías es de unas ocho horas y la velocidad máxima a la que circulan estos microbuses ronda los 35 kilómetros por hora. Además, en caso de ser necesario, se pueden cambiar las baterías en cuestión de minutos por parte del conductor o de un ayudante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 11 de noviembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50