Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta paraliza el edificio en el humedal que recalificó Telmo Martín

El ex alcalde vendió el solar en Sanxenxo tras incrementar su edificabilidad

Augas de Galicia ha decretado la paralización del polémico edificio en un humedal de Sanxenxo en terrenos que pertenecieron al ex alcalde Telmo Martín, actual presidente local del PP en Pontevedra. La inmobiliaria Construcuatro, de la que Martín posee el 33%, compró cuando éste ya era alcalde fincas en una zona de humedal por 600.000 euros.

Una vez aprobado por el Ayuntamiento el Plan General que incrementó su edificabilidad, la empresa las vendió por 2,8 millones de euros. Pese a la orden del organismo dependiente de la Consellería de Medio Ambiente, la constructora sigue adelante con las obras.

La paralización de los trabajos constructivos tiene fecha del 19 de septiembre y está justificada por la inexistencia de la preceptiva autorización. Pero las obras siguen adelante, ya en su fase final. Se trata de un centenar de pisos de lujo en primera línea de la playa de Portonovo, en el municipio turístico con los precios inmobiliarios más altos de Galicia. Las fincas afectan a los canales de los ríos Valiejos y Baltar, por lo que fueron denunciadas por los vecinos, que ahora solicitan a la sucesora de Martín en la alcaldía, Catalina González, que anule las licencias.

La asociación de vecinos de Portonovo presentó alegaciones al plan por el que se urbanizó la zona, en las que reclamaba que no se autorizara ninguna edificación en el humedal de Baltar "mientras no exista un informe que garantice que no aumenta el riesgo de inundaciones" en la zona. Además del valor ecológico del humedal, los vecinos argumentaron que las obras no respetan el derecho de servidumbre del río Valiejos. Según la asociación vecinal, la urbanización supone un peligro de inundaciones para un colegio público cercano y para las casas de la zona.

La urbanización de Baltar está salpicada desde su inicio por la controversia. Construcuatro adquirió entre noviembre de 2000 y febrero de 2004 tres fincas escrituradas como rústicas, que el Plan General que impulsó Telmo Martín clasificó como suelo urbanizable. Ya con el nuevo planeamiento, la inmobiliaria del entonces alcalde vendió las fincas por 2,78 millones de euros a Construziona, propiedad de Ramón y Eladio Cuiña Crespo, hermanos del ex conselleiro José Cuiña. Construziona sigue siendo la promotora de la urbanización.

Antes de que entrara en vigor el nuevo plan, las normas que regían en Sanxenxo admitían una edificabilidad en la zona un 16,6% inferior a la actual. El planeamiento aprobado en 2003 eliminó la exigencia de promover la actuación en dos sectores de planeamiento y de condicionarla a que el menor de ellos tuviera una superficie igual o superior a tres hectáreas. El caso ha llegado al Juzgado número 2 de Cambados, que abrió diligencias previas por presunto delito de ordenación del territorio y negociación prohibida a funcionario. El juez llegó a paralizar las obras el pasado 2 de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de noviembre de 2007