EMPRESAS

Zangoa aplica las ventajas de la Web 2.0 al turismo rural

La página incluye mapas de Google, datos de Wikipedia y las fotos de Panoramio para mejorar la información turística de la zona que se pretende visitar

¿Tiene planeada una escapada a las tierras de Segovia para este fin de semana? Pues la nueva web Zangoa.com les puede sacar de dudas.

Una vez la tengan en la pantalla de su ordenador se selecciona su destino sobre un mapa de España. A continuación, se acerca el zoom y se ven los pueblos que hay en esa zona, el número de las casas rurales registradas (en este caso, 53) y su localización.

Además, este sitio permite conocer y ubicar los lugares de interés que se hallan cerca de la casa finalmente escogida. Así podemos saber, por ejemplo, que el imponente parque natural de las Hoces del río Duratón está a un tiro de piedra de la casita rural de El Cabañón, en el pueblo segoviano de San Miguel de Bernuy. Y todo acompañado de fotos para animar a realizar un recorrido virtual por la zona y preparar el viaje.

Más información

Los visitantes de la página pueden incorporar su propia información adicional (sobre sitios de interés turístico, histórico, geográfico y natural, gastronómico y lúdico-deportivo) y añadir comentarios sobre las casas rurales que han visitado.

Esta útil herramienta es una creación del informático Marc Puig, de 32 años, y de su socio, Joel Basullas, de 31. Hace año y medios abrieron Qibbus, una empresa de aplicaciones web. Coincidiendo en el tiempo, el padre de Puig decidió convertir su vivienda familiar, una masía en el municipio catalán de Castellbell i el Vilar (Barcelona), en una casa rural.

De ahí que el progenitor necesitara la ayuda de su hijo para crear una página en Internet sobre su masía-hotel que incluyera información de interés sobre el entorno.

Jaque al listado de casas

Poco a poco, lo que partió de un favor en el verano de 2006 se convirtió en una afición y en un experimento a partir de la idea de crear una web no sólo de búsqueda de alojamiento rural sobre un mapa, sino también de localizar, ubicar e ilustrar gráficamente lo más interesante del entorno. Es una de las primeras páginas en España dedicada al turismo rural basada en este método. "Los demás buscadores que hay en este momento son simplemente listados de casas rurales según la zona elegida, como inventarios", dice Puig.

Muchas horas y muchos fines de semana dedicaron estos jóvenes a rastrear datos y reunir información con la ayuda de las grandes de la filosofía 2.0 (Google Maps, Panoramio, Wikipedia y Geonames) hasta que, finalmente, Zangoa entró a formar parte de la empresa Qibbus en abril y saltó al universo de Internet a mediados de septiembre.

El sitio tiene entre 3.000 y 4.000 casas rurales registradas y recibe una media diaria de 500 visitas desde Australia hasta México. "No queremos que los visitantes sean sólo españoles", asegura Puig. La web ya está traducida al inglés y trabajan en la versión francesa. A la larga, el equipo de Qibbus pretende extender los servicios de Zangoa a los países más cercanos: Portugal, Francia e Italia.

La consulta de la página es gratuita; pero de algún lugar habrá que sacar los ingresos. Aquí es donde entra el propietario de la casa rural. En general, cuando el público da con una casa rural en el lugar que le interesa, la información sobre ésta que proporciona Zangoa es muy básica: dirección, teléfono y página web. El propietario que quiera incluir información más detallada, sobre ofertas y equipamientos además de fotos propias, lo puede hacer abonando una cuota de 52 euros al año.

ZANGOA: www.zangoa.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 31 de octubre de 2007.