Análisis:La investigación del 11-MAnálisis
i

Equilibrio crítico de la instrucción

La instrucción del sumario del 11-M por parte del juez Juan del Olmo fue blanco de críticas, tanto de las defensas de los acusados como de algunos colegas de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. El propio presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez, no se las ocultó, y ambos llegaron a discutir con dureza.

El presidente del tribunal y ponente de la sentencia, es decir, el mismo Gómez Bermúdez, ¿refleja en su texto esas críticas?

Fuentes jurídicas sostienen que Gómez Bermúdez y los otros dos magistrados, Alfonso Guevara y Fernando García Nicolás, debatieron este capítulo en el mes de septiembre pasado, una vez despejados los principales hechos probados. Y analizaron los argumentos que el juez Del Olmo ha ofrecido, en diversos escritos, sobre su instrucción.

Más información

La mayor crítica de las defensas de los acusados contra Del Olmo ha sido la gestión del secreto de las actuaciones, que les habría impedido conocer a ciencia cierta qué se les imputaba a sus clientes. En esa crítica se afirma que el secreto sumarial se dejó sin efecto sólo cuando se les notificó el auto de procesamiento, el 6 de abril de 2006.

Del Olmo cree que excepto en el periodo inicial de la instrucción -los nueve meses que van del 18 de marzo al 14 de diciembre de 2004- el secreto nunca llegó a tener vigencia más de seis meses. Según esta versión, pues, el secreto de las actuaciones afectó sobre todo a los tomos que van del número 1 al 89.

Del Olmo explicó en sus autos de 18 de junio de 2004 y de 19 de julio de 2004 los fundamentos de sus líneas de investigación sin afectar al secreto de las actuaciones. Ello, según el juez, permitía a las partes personadas el conocimiento de datos puntuales relativos a la trama delictiva y los distintos imputados, sobre todo los que estaban en prisión.

La sentencia aborda estos temas con equilibrio, tratando de comprender la difícil actuación del juez en los temas del terrorismo con un sentido crítico, siempre teniendo el cuidado de no abrir flancos débiles aprovechables en el recurso de casación ante el Tribunal Supremo que presentarán los acusados.

Otro de los temas críticos es la situación de la mina Conchita de Asturias, desde donde se trasladaron los explosivos utilizados en el atentado. Ampliamente debatido en el juicio, la situación de la citada mina, el descontrol, la descoordinación de las diferentes instituciones policiales y el papel de los confidentes son también puntos esenciales en el relato de hechos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de octubre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50