Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UPV aprueba la contratación de 125 investigadores en cinco años

Reconoce la escasez de profesorado bilingüe, sobre todo en las ingenierías

La Universidad del País Vasco (UPV) quiere aumentar la capacidad investigadora de su plantilla. Para ello, va a implantar por primera vez en su historia la figura laboral del personal investigador (no funcionario), contratando a 25 investigadores anualmente durante cinco años. Hasta ahora, los únicos investigadores a tiempo completo estaban contratados por proyecto o provenían de convocatorias externas a la UPV.

Los investigadores más activos podrán liberarse también de carga docente

Esta es una de las medidas que incluye el Plan Director de la plantilla del Personal Docente e Investigador (PDI) aprobado ayer en Consejo de Gobierno. Además de "fichar buenos investigadores", declaró el vicerrector de Profesorado, Juanjo Unzilla, a EL PAÍS, plantea flexibilizar el sistema para que los investigadores más activos de la plantilla puedan liberarse de carga docente. "Hasta ahora todos los doctores tenían que dedicar un tercio de su jornada a investigar. Ahora pactaremos diferentes tipos de dedicación con los departamentos".

Debido al descenso de estudiantes, el número de profesores de la UPV es suficiente, pero faltan docentes bilingües, concluye el plan. Sobre todo en las ingenierías, porque "son carreras muy orientadas al mercado laboral, en las que es difícil atraer profesionales a la docencia", explicó Unzilla. La universidad pública quiere aumentar el porcentaje de profesorado bilingüe a dedicación completa del 38% actual (unos 1.200 profesores sobre 3.100) al 43%.

La planificación del PDI pasará de ser anual a plurianual para poder prever con tiempo las necesidades de cada departamento. "Una política a largo plazo permitirá ir formando una cantera en los departamentos en los que falte personal, contratando a ayudantes para dar clases optativas o apoyar a doctores, porque formar un nuevo profesor lleva años, no se puede improvisar". Esto, añade el vicerrector, facilitará también el relevo generacional, porque a los profesores en la antesala de la jubilación se les podrá asignar un ayudante que le sustituya gradualmente en sus tareas. Las jubilaciones contribuirán a solucionar también los desequilibrios, espera Unzilla, porque las plazas docentes sobrantes en departamentos se reasignarán a otros en los que falten.

El rector, Juan Ignacio Pérez, informó al Consejo de Gobierno sobre el número de profesores que ha reconocido haber secundado las tres jornadas de huelga de marzo y mayo del año pasado, cuyo seguimiento se cifró en el 90%, pero la universidad no ha querido hacer públicos los datos. Según ha podido saber este periódico, en la reunión Pérez calificó de "una vergüenza" que sólo un sector minoritario haya respondido a la carta que envió hace un mes para conseguir una respuesta con la que poder descontar del sueldo los días no trabajados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de octubre de 2007