Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigación con parches térmicos en la Antártida

Una decena de investigadores y 13 militares permanecerán aislados durante semanas en una base polar a temperaturas de hasta 90 grados bajo cero y azotados por vientos de hasta 300 kilómetros por hora. Les une la ciencia. Una investigación sobre la actividad volcanotectónica de la isla Decepción, a cargo de investigadores de la Universidad de Extremadura, la respuesta inmune de los pingüinos ante ciertos parásitos, de la Universidad de Almería, o el seguimiento de la capa del suelo perennemente congelada o permafrost, iniciativa de los investigadores de la Universidad de Alcalá de Henares, son los principales experimentos civiles que acometerá la XXI Campaña Antártica, que a mediados de noviembre arribará a esta isla del archipiélago de las islas Shetland del Sur.

Mientras, los 13 militares al mando del comandante Jorge Santamaría que velarán por la integridad física de los investigadores en el continente helado aprovecharán para experimentar con sistemas de conservación de alimentos hortofrutícolas por absorbedores de etileno, ensayarán unos novedosos parches térmicos que se activan con el aire para mantener caliente cualquier parte del cuerpo entre 5 y 24 horas, pondrán a prueba bajo condiciones extremas guantes de combate de cuero y refuerzos de kevlar y prendas de abrigo para los soldados, ensayarán con novedosas raciones de comida precocinada e instalarán nuevos sistemas de telecomunicación por satélite o de localización de personas.

El Oceanogràfic de Valencia acoge hoy la presentación de la XXI Campaña Antártica, un proyecto que desde 1988 ocupa todos los veranos australes la base científica de Gabriel de Castilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de octubre de 2007