Reportaje:

"¿Qué nos queda?"

A pesar de un año insostenible, Alonso no ve alternativas a McLaren realmente competitivas

Finiquitada la temporada más controvertida del Mundial de fórmula 1, las especulaciones vuelven a centrarse sobre el futuro del doble campeón mundial, Fernando Alonso. El español está en el centro del huracán y no sólo porque aún no ha decidido su escudería para la próxima temporada, sino porque otros equipos esperan su decisión para mover ficha. La situación en McLaren Mercedes no es fácil y la vida del asturiano ha sido un suplicio durante casi todo el año. Sin embargo, los últimos movimientos de Alonso evidencian su interés por seguir en el equipo británico junto a Lewis Hamilton.

Inmersos todavía en la apelación que podría dar a Hamilton el título que no fue capaz de ganar en Brasil, los directivos de McLaren deben decidir sobre un futuro también controvertido. La pérdida del título dejó al patrón, Ron Dennis, con las manos vacías ante sus socios y patrocinadores. No está precisamente en una posición de fuerza para tomar las importantes decisiones que se esperan sobre la composición del equipo. Y menos teniendo en cuenta que la escudería fue sancionada con 70 millones de euros y la pérdida de los puntos del Mundial de constructores por haber espiado a Ferrari.

"Renault no es mi primera opción y Toyota no tiene buenos resultados"
Ver la partida

Más información

Dennis se encuentra frente a una encrucijada: no quiere a Alonso en el equipo el año que viene, pero está atado a él por un contrato que se prolonga hasta 2009. Y su problema es que, mientras hasta ahora parecía claro que el ovetense quería marcharse, en las últimas semanas ha dejado entrever que lo mejor para él es seguir en el equipo. ¿Qué puede hacer entonces Dennis? Puede romper el contrato, acudiendo incluso a los tribunales para alegar que algunas decisiones de Alonso perjudicaron al equipo -la entrega de los correos electrónicos a la FIA en el caso del espionaje-, pero lo más probable es que debiera pagar el resto del contrato al bicampeón (unos 30 millones de euros) y dejarle en libertad.

"En este aspecto estamos muy tranquilos porque no hemos hecho nada malo", aseguran fuentes cercanas a Alonso; "si no nos quieren, que nos indemnicen y ya encontraremos otro volante". Alonso es un bicampeón mundial que interesa a muchos equipos. Pero las opciones se agotan conforme pasan las semanas. Y Alonso ha cambiado últimamente el discurso. Aunque criticó los planteamientos de McLaren en la carrera de Brasil, elogió la entrega del equipo. El hecho de que Ferrari confirmara a Felipe Massa hasta 2010 pareció ser el factor desencadenante. Ferrari había mostrado interés por Alonso para contratarle en 2009, pero la renovación del brasileño parece cerrar definitivamente la puerta de la escudería italiana.

"¿Qué nos queda?", se pregunta Alonso. "No sé cómo está Renault. Briatore no me lo ha contado. Pero no puedo decir que iré allí ni que sea mi primera opción", dijo el domingo en la Cadena SER; "con Toyota está difícil porque no tiene buenos resultados. Aunque es difícil augurar qué va a ocurrir el año que viene. Cuando comienza la temporada, todos creen que han logrado el mejor coche y luego se demuestra que no es así. Era difícil imaginar el año pasado que McLaren lograría un coche tan bueno que nos ha dejado a un punto del título de pilotos".

Sin Ferrari, y cerradas las opciones de Toyota, Red Bull y BMW, queda la posibilidad de Williams, que necesita dinero con urgencia. Pero a Alonso le interesa un coche ganador. Y cuenta con el apoyo de los patrocinadores de McLaren, que presionan a Dennis para encontrar una solución. "Nosotros le queremos en el equipo y estamos realizando campañas publicitarias con él", comentó David Wheldon, director de Vodafone, al diario Sport. Es el caso también del Banco Santander y de Mutua Madrileña. Dennis no tiene armas para echarle. Así que lo más probable es que los dos se sienten próximamente frente a frente y consideren la opción de afrontar una nueva temporada con los mismos protagonistas juntos: Dennis, Alonso y Hamilton.

Ferrari elogia al español

Luca de Montezemolo, el presidente de Ferrari, lanzó ayer una diatriba contra McLaren. "Su apelación me parece una estrategia inservible que no les llevará a ninguna parte", aseguró el mandatario de Maranello. "No creo que haya nada que cuestionar a la decisión de los comisarios, pero, en todo caso, las normas especifican que, si algún piloto es descalificado, los puntos no revierten directamente a los demás".

Montezemolo elogió la actitud de Alonso en contraposición a la de sus jefes: "Felicitó a Raikkonen en un gesto de gran deportista. Para mí, es un fuera de serie dentro y fuera de la pista. Puede que haya perdido el Mundial más por los errores de estrategia de su equipo que por su culpa". Tras conocerse el fallo de los comisarios, exculpando a BMW y Williams de utilizar gasolina refrigerada, la escudería británica apeló a la FIA. McLaren no renuncia al título y tiene 48 horas para argumentar su apelación.

La FIA deberá reunir al tribunal en diez días. Sirectifica la sentencia exculpatoria de los comisarios, los pilotos de las escuderías investigadas podrían ser descalificados. McLaren pretende que, en ese caso, Hamilton pase de la séptima a la cuarta posición. Rosberg (Williams) acabó cuarto mientras que Kubica y Heidfeld (los dos, BMW) concluyeron en la quinta y la sexta plaza. Los delegados técnicos detectaron que la gasolina que utilizaron en los repostajes tenía una temperatura más baja que los diez grados de diferencia con la temperatura ambiente permitidos. Michael Schumacher fue descalificado en 1995 por idéntico motivo tras vencer en el mismo circuito. Dos semanas después le levantaron el castigo y le restaron los puntos a su equipo (Benetton-Renault).

La presión de los patrocinadores

- McLaren es la escudería con el mayor presupuesto del campeonato: 368,8 millones de euros, por delante de Honda (314) y Ferrari (300).

- El principal inversor es Mercedes, que posee el 40% del equipo y que invierte 186,9 millones.

- Los principales patrocinadores presionan a Dennis para que Alonso siga. Vodafone aporta 55 millones de euros; Banco Santander, 12, y la Mutua Madrileña, otros 4,5.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 22 de octubre de 2007.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50