Reportaje:Motociclismo | Gran Premio de Malaisia

Del suelo a la 'pole' provisional

Lorenzo, que acaricia ya el título en 250cc, se cae por la mañana y es el más rápido por la tarde

Jorge Lorenzo está a punto de revalidar su título mundial de dos y medio. Le basta con meter su Aprilia entre las once primeras motos que mañana crucen la meta. Parece pan comido, más aún si se atiende a la pole provisional que el mallorquín logró ayer en un día de contrastes en el que pasó de atizarse un costalazo tremendo en la sesión de la mañana a ser el más rápido en la de la tarde.

Lorenzo es un perfeccionista nato. Por eso le revienta que se ponga a llover cuando debe salir a la pista. Él, agresivo de movimientos, decidido y seguro, se vuelve torpe cuando caen cuatro gotas y el asfalto pierde adherencia. Más aún en un circuito como el de Sepang, reasfaltado en febrero y que, según la mayoría de los corredores, deja mucho que desear. Sobre todo, por la falta de agarre. Lo constató poco antes de que acabara la primera tanda libre, al abordar una curva, cuando amarró demasiado tarde los frenos, resbaló y rodó por el suelo. "Ha sido un error mío", reconoció; "el neumático ha dicho basta. Aunque he tenido suerte porque me podía haber hecho daño". Mientras se deslizaba por la pista, recordó el accidente que Toni Elías tuvo en junio en Assen, donde se fracturó el fémur izquierdo al engancharse su pierna con la tierra. "He visto que la moto venía hacia mí y la he tenido que empujar para que se fuera lejos. Al entrar en la gravilla, me ha dolido, pero mañana [hoy] volveré a ir a por todas", aseguró.

Jorge Lorenzo es ayudado por uno de sus mecánicos a reanudar los entrenamientos libres tras su caída.
Jorge Lorenzo es ayudado por uno de sus mecánicos a reanudar los entrenamientos libres tras su caída.REUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50