Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Robben, baja cinco semanas

El extremo del Madrid se lesiona con Holanda, y Heinze, con Argentina

Arjen Robben dio ayer la razón a las lenguas viperinas que se escandalizaban por su fragilidad. El extremo holandés confirmó que es un futbolista de cristal. Se rompió de nuevo. Tras explorarle, los médicos del Real Madrid concluyeron que estará en la enfermería cinco semanas. ¿La causa? Una rotura de fibras de grado dos en el bíceps femoral de la pierna izquierda con su selección, Holanda, en el triunfo sobre Eslovenia (2-0) que dejó a la oranje a un paso de la Eurocopa que el próximo verano organizarán Austria y Suiza.

Robben no saboreó la victoria. Entró en el campo por Rafael Van der Vaart en el minuto 29 y tuvo que retirarse del campo con molestias musculares a la media hora. Evidenció la causa por la que los hinchas del Chelsea no lloraron en exceso su marcha al Madrid.

Fichado a última hora por 35 millones de euros -el doble de lo que pagó el conjunto londinense por sus servicios al PSV Eindhoven en 2004-, sin haber disputado la pretemporada, Robben llegó a Chamartín recuperándose de unos problemas en su rodilla derecha. Los galenos de su nuevo club entraron en alerta roja. Eran conscientes de que algo fallaba en esa rótula, por la que el jugador ya pasó por el quirófano el pasado mes de marzo. "Hemos dibujado un plan de trabajo que no responde a las exigencias del equipo sino a las exigencias fisiológicas del jugador", dijo Walter di Salvo, responsable de la preparación física del Madrid, para contrarrestar las dudas que cuestionaban el estado de forma del centrocampista. "Lo más frustrante para un jugador es lesionarse. Pero a veces no se puede evitar. Para mí este es un nuevo comienzo...", señaló Robben en su presentación en el Bernabéu. El holandés se perdió las tres primeras jornadas, hasta que Bernd Schuster le dio bola durante seis minutos ante el Werder Bremen, 29 ante el Valladolid, 31 ante el Betis, 90 ante el Getafe (el único partido completo que ha jugado), 78 ante la Lazio y 67 ante el Recreativo. Poco más.

Pero no fue la única baja del Madrid por los partidos internacionales. Gabriel Heinze también regresó lesionado de su expedición con Argentina, lo que refuerza la postura de los clubes frente a la UEFA y la FIFA, a las que reclaman indemnizaciones por ceder sus jugadores a los equipos nacionales. El lateral izquierdo padece una rotura fibrilar en el aductor de su muslo izquierdo, lo que se traduce en un proceso de recuperación de entre dos y tres semanas. Pero, al contrario que Marco Van Basten con Robben, Alfio Basile no contó con Heinze este miércoles, frente a Venezuela (0-2). "El médico recomendó que no jugase. Así que le dije: 'Tienes que curarte para jugar con el Madrid el sábado", afirmó el seleccionador argentino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de octubre de 2007