Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El fin del 'boom' del ladrillo

El FMI prevé una fuerte bajada del precio de los pisos en España

La crisis financiera costará cuatro décimas al crecimiento mundial

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cogió ayer la tijera y recortó cuatro décimas su previsión de crecimiento global, que deja en el 4,8% para 2008 por el impacto de las turbulencias financieras. Estados Unidos es la más afectada, con una rebaja de casi un punto, al 1,9%. España va detrás, con un recorte de siete décimas, pues la entidad dirigida por Rodrigo Rato anticipa una corrección en el precio de la vivienda fruto de la restricción en el crédito. Aun así, España será la que más crezca entre los grandes países industrializados, un 2,7%.

"Los riesgos se inclinan claramente del lado negativo", dijo ayer Simon Johnson, consejero económico del FMI. Su afirmación contrasta con la euforia de la primavera. Y es que aunque el Fondo asegura que los pilares económicos son sólidos, "los riesgos provenientes de los mercados financieros y de la demanda interna en EE UU y Europa occidental han aumentado". China, India y Rusia hacen ahora de flotador, al representar más de la mitad de la expansión mundial.

El FMI coincide en su análisis con lo expresado por la Reserva Federal (Fed) y el Departamento del Tesoro de EE UU, que alertaron de que la degradación en el sector inmobiliario tendrá un impacto "significativo" en su economía. Los problemas se arrastrarán el año próximo, señala Johnson. Y por los datos publicados ayer, no parece que vaya a tocar fondo pronto. Las construcciones de nuevas residencias cayeron un 10,2% en septiembre y los permisos para iniciar obras bajaron un 7,3%.

EE UU atraviesa la peor recesión en la vivienda en 16 años, lo que según el FMI le impide retomar el vuelo. Sus proyecciones de otoño le dan un crecimiento del 1,9% para este año y el que viene, la mayor revisión del informe. Y esto afecta al resto. A los países de la zona euro les da una tasa del 2,5% para 2007 y del 2,1% para 2008, cuatro décimas menos que en primavera. España verá cómo del 3,7% este año baja al 2,7% el que viene, seis décimas por debajo a lo previsto por el Gobierno.

Viviendas sobrevaloradas

El FMI advierte de que si persisten las tensiones en el mercado de crédito, el impacto en la economía mundial será mayor. "La magnitud dependerá de la rapidez con la que se restablezca la liquidez a niveles más normales y del alcance de la contracción en el crédito", apunta Johnson. Los males se notarían en EE UU y algunos países europeos, a través de un deterioro del sector de la vivienda.

España es uno de los países donde el precio de la vivienda está sobrevalorado, más incluso que en EE UU, según el FMI. Por eso cree que podría vivirse una corrección similar a la estadounidense, que puede llegar a afectar a la economía. Johnson dice que el ajuste visto hasta ahora es "natural", aunque precisa que podría acelerarse "por la contracción en las condiciones de crédito" en la zona euro. "Hemos empezado a ver una reducción de la subida y no sería una sorpresa que hubiera una caída", añade Charles Collyns.

Al Fondo le preocupa además el elevado déficit por cuenta corriente, que se espera que crezca este año al 9,8% del PIB y al 10,2%, en 2008. Y señala que la fortaleza del euro podría pasar factura del lado de las exportaciones, al no disponer del colchón competitivo necesario. El FMI sigue muy de cerca la volatilidad del precio del petróleo, que califican de "preocupante". El alza de precios se muestra contenida en las economías avanzadas, aunque el dato del mes de septiembre de EE UU muestra un repunte, al 2,8%, lo que podría incitar a la Fed a mantener los tipos de interés en el 4,75%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007