Condenado a 18 años por matar a un hombre con un extintor

La Audiencia de Alicante ha condenado a 18 años de cárcel a David González González por matar a golpes con un extintor a un hombre en Sant Vicent del Raspeig que le prohibió pasar por un camino rural de su propiedad. El tribunal, la sección 1ª de la Audiencia, considera que el condenado actuó con "alevosía", ya que tras golpear a la víctima la arrolló dos veces con una furgoneta.

Los hechos ocurrieron al mediodía del 8 de julio de 2005. El tribunal considera probado que el agresor, de 24 años, circulaba con su bicicleta por las proximidades de una finca propiedad de José Fuentes, de 74 años, cuando el anciano le advirtió "a gritos" de que se alejase del lugar. El procesado hizo caso omiso y se apoderó de un extintor que el anciano tenía en la mano. David González golpeó al anciano con el aparato en la cabeza. Entonces, el anciano, gravemente herido, se dirigió a su furgoneta. Sin embargo, el cicloturista le arrebató las llaves del vehículo, lo puso en marcha y lo atropelló en dos ocasiones. "Al bajar de vehículo y comprobar que el cuerpo tumbado [el del anciano] presentaba signos de vida, le golpeó de nuevo con el extintor en la cabeza hasta asegurarse de que no vivía", recoge textualmente la sentencia.

Tras rematar al hombre, el condenado se apoderó de 210 euros que guardaba en su cartera. El homicida abandonó el paraje con el vehículo de la víctima y se dirigió a su domicilio donde cogió una botella de combustible (gasolina) con la que más tarde quemó el cohe "con el fin de borrar huellas". Después de desprenderse del coche, David González se fue a un club de alterne, "gastándose el dinero sustraído al anciano en taxis, droga, prostitución y consumiciones", precisa la sentencia.

En su declaración ante el tribunal, el pasado 26 de septiembre, David González reconoció que había golpeado con el extintor y luego arrolló con la furgoneta al anciano, aunque precisó que lo hizo por miedo a que la víctima le agrediera con una escopeta. El acusado negó, en cambio, que hubiera robado el dinero de la cartera de la víctima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50