Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Rosalio Castillo Lara, cardenal venezolano

Tildó a Hugo Chávez de dictador y llamó a la insurrección

El cardenal venezolano Rosalio Castillo Lara, uno de los prelados que más frontalmente expresaron su oposición al presidente Hugo Chávez, a quien tildó de "dictador" y contra el que llamó a la insurrección ciudadana, falleció ayer a los 83 años, a causa de una insuficiencia respiratoria aguda, tras un mes de hospitalización. Había nacido en el pueblo de San Casimiro, Estado de Aragua, en la región central del país.

Rosalio Castillo Lara desarrolló la mayor parte de su vida pastoral en el Vaticano, donde llegó a ocupar importantes funciones durante el papado de Juan Pablo II. Tras su regreso a Venezuela y su retiro como prelado, se convirtió en una de las figuras más destacadas de la oposición radical al Gobierno de Hugo Chávez. Durante sus frecuentes apariciones en actos opositores y en entrevistas en los medios de comunicación social, el cardenal acusó a Chávez de ser un dictador y de encaminar a Venezuela hacia un régimen comunista similar al cubano.

El purpurado no ahorró adjetivos para referirse al jefe del Estado. En una oportunidad señaló que "Venezuela es gobernada por un déspota paranoico" y aseguró que no dudaría en recomendar que al presidente venezolano se le sometiese a una sesión de exorcismo. En varias ocasiones llamó al pueblo a desconocer el Gobierno de Chávez, apelando a un artículo de la Constitución que consagra el derecho a la rebelión. "Es un castrista que se cree (Simón) Bolívar que quiere hacer de Venezuela una sucursal de la dictadura cubana", fue otra de las declaraciones que emitió Castillo contra Chávez.

El mandatario tampoco se contuvo a la hora de calificar la conducta del cardenal, hasta el punto de haberlo llamado "bandido inmoral golpista". Las radicales posiciones asumidas por el sacerdote obligaron al otro cardenal venezolano, Jorge Urosa Savino, a marcar distancia señalando que no necesariamente reflejaban la opinión de la jerarquía eclesiástica.

Castillo fue ordenado sacerdote en 1949, en Caracas, realizó estudios de Derecho Canónico en Turín y Bonn y desempeñó funciones muy destacadas en ese campo, tales como la presidencia de la Comisión Disciplinaria de la Curia Romana y la presidencia de la Pontificia Comisión para la revisión del Código de Derecho Canónico. Obtuvo la jerarquía de cardenal en mayo de 1985 y se convirtió en uno de los hombres de confianza del papa Juan Pablo II, llegando a presidir la Pontificia Comisión para el Estado de la Santa Sede.

Los funerales de Castillo Lara se prolongarán durante tres días, según informó oficialmente la Conferencia Episcopal Venezolana. Las exequias se realizarán en la iglesia de San Juan Bosco, en Caracas. Posteriormente será sepultado en su pueblo natal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de octubre de 2007