Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:DIANA NAVARRO | Cantante

"Mi música es para gente con alma"

Hace apenas dos años Diana Navarro soñaba con el día en que su potente y prodigiosa voz subiese a los principales escenarios del país. Esta malagueña del barrio de Huelin andaba preparando su primer trabajo discográfico de la mano de sus inseparables mentores y colaboradores Manuel Illán y Chico Valdivia y entonces no podía ni imaginar lo que se le venía encima. Con No te olvides de mí, la joven que cantaba saetas y paseaba su genio por escenarios de "tercera regional" alcanzó un vertiginoso éxito que asegura no haberla cambiado. Un premio Ondas, seis nominaciones para los Premios de la Música, otra más como Artista Revelación en los Grammys Latinos y un doble disco de platino por sus más de 200.000 copias vendidas después, Diana Navarro regresa "más madura" con un trabajo, 24 rosas (Dro), que ahonda en su gusto por la fusión de músicas y dedicado a "la gente vitalista, para la gente con alma".

"La rosa simboliza el amor y las ganas de emocionar que tiene todo el disco"

"Descubrí a María Callas hace cosa de año y medio, y me cautivó"

Pregunta. ¿En qué ha cambiado Diana Navarro tras estos dos años?

Respuesta. En lo básico sigo siendo la misma. Es verdad que este tiempo ha sido de cambios fuertes, pero sobre todo muy enriquecedor en lo personal y en lo laboral. En lo demás, sigo siendo la chica de Huelin que baja al mercado, coge el autobús... No he renunciado a nada.

P. ¿Se esperaba el impacto que causó No te olvides de mí? ¿Estaba preparada para ese alud de premios y reconocimientos?

R. Siempre te inquieta saber si contarás con la aceptación de la crítica y, sobre todo, del público y en ese sentido fue maravilloso. Y yo, como lo deseaba tanto después de haber jugado mucho tiempo en tercera regional, me lo tomé bien, aunque fue algo inesperado. Todo ha sido muy agradable, y contar con el aprecio del público es un lujo. Los premios se agradecen, pero te dan mayor responsabilidad. Una anécdota simpática es que pude ver la gala de los Grammys Latinos, que se celebró en Los Ángeles y en la que estaba nominada, en el sofá de mi casa junto a mi madre. ¡Fue increíble verme en la tele en esa gala al lado de mi madre!

P. En 24 rosas mantiene esa mezcla de tradición y exploración y su gusto por la fusión, e introduce nuevos elementos, como esos apuntes operísticos a lo María Callas...

R. Descubrí a la Callas hace cosa de año y medio, y me cautivó. Su vida y su figura me impactaron. Ella se sentía como el patito feo y a mí eso también me pasaba y por eso me sentí muy identificada con ella. Luego está su voz y su forma de interpretar. Enamoraba con cada palabra. Por eso hemos introducido estos dibujos operísticos, pero siempre desde el más absoluto de los respetos a ella y a la ópera, de la que soy una enamorada.

P. ¿Por qué 24 rosas cómo título?

R. Es el nombre de una de las canciones del disco que está basada en los textos de Santa Teresa de Jesús. La rosa simboliza el amor y las ganas de emocionar que tiene todo el disco y porque 24 son los latidos de más que tienes al enamorarte. Canto al amor y al desamor. Es música para gente con alma.

P. ¿Se ha encontrado más suelta durante el proceso de composición de los temas?

R. Ha sido un proceso muy bonito. Hemos pasado juntos

[Manuel Illán y Chico Valdivia] mucho tiempo estos dos últimos años y nos conocemos mucho mejor. Todo ha fluido mucho más rápido, con las dudas lógicas de todo proceso de composición y con mucha más responsabilidad, pero todo ha ido perfecto.

P. ¿Con cuál de los 14 temas se queda? Mi niña tadea, Mare mía, Brindo por ti, Mira lo que te has perdío, Amor mío...

R. Con todas. Hay algunas que me han emocionado más, pero todas son mis hijas...

P. ¿Qué música lleva en su Ipod?

R. De todo. Desde Juanito Valderrama o Manolo Caracol a María Callas, Beyoncé, Aretha Franklin o Dulce Pontes.

P. ¿Cuándo comienza la gira de promoción de 24 rosas?

R. Ya estoy en ello, grabando programas de televisión, visitando emisoras... Los conciertos cerrados por el momento comienzan el día 2 de noviembre en Roquetas de Mar (Almería) y luego en Barcelona (2 de diciembre) y Madrid (15 de diciembre).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de octubre de 2007