Cartas al director
i

Una ley tardía, pero necesaria

Ciudad Rodrigo, Salamanca - 12 oct 2007 - 22:00 UTC

Así como la ley de la Memoria Histórica no puede fijar doctrina sobre el pasado histórico de España, creo que tampoco debe intentar devolver la dignidad a las víctimas del franquismo, pues de ningún modo la perdieron al ser perseguidas, encarceladas o asesinadas por un régimen dictatorial y sanguinario. Quienes sí perdieron esa dignidad fueron los responsables de ello y, en cierta medida, los miembros de una sociedad que hasta ahora daba la espalda al reconocimiento pleno de las víctimas y a su justa reparación. Está por ver que la ley supere esa injusticia al completo, pero, al menos, da un paso adelante importante, aunque es lamentable que su retraso haya impedido que muchas personas hayan podido acogerse a ella.

Por lo demás, es dudoso que, como dice el editorial, las leyes en vigor obliguen al Estado a exhumar, identificar y enterrar dignamente en los cementerios los restos yacentes en fosas comunes de la guerra civil. Esas actividades las vienen haciendo asociaciones de voluntarios, como es sabido, no siempre con la colaboración de las administraciones públicas (aunque algunas de ellas últimamente otorgan subvenciones). Y cuantas veces estas asociaciones han solicitado a los juzgados su intervención en estas cuestiones, han hallado la inhibición más absoluta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 12 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50