Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"A Raúl siempre le querría"

"Ha ganado tantos títulos que otros necesitarían cuatro vidas para conseguirlos", dice el ex internacional danés Laudrup del madridista

A Michael Laudrup la selección española no le trae precisamente buenos recuerdos. El ex internacional danés sufrió alguna de sus derrotas más dolorosas frente a la roja. La de la Eurocopa de 1984, en las semifinales (1-1), que decidió Sarabia en la tanda de penaltis; el día de los cuatro goles de Butragueño, en Querétaro (5-1), en el Mundial de México 86, o el del debut con España, siete años después, en Sevilla, de Cañizares, que hizo uno de los partidos de su vida y en el que un gol de Hierro apeó a los daneses del Mundial de Estados Unidos 94. Todas, imágenes que el actual técnico del Getafe tiene grabadas a fuego en su memoria. Pero se lo toma con filosofía y humor. "Con lo que yo he dado a España...", bromea.

"Dinamarca está muy motivada tras haberse sentido enterrada"

Para este partido, sin embargo, "no hay favoritos", dice Laudrup, que considera que los daneses afrontan el choque con la fortaleza de quienes se han visto irremisiblemente hundidos y, de pronto, tienen una nueva oportunidad. "Dinamarca se sentía enterrada, pero el empate entre Islandia y España le dio nuevos ánimos. Ahora están muy motivados y confiados en que pueden lograr la clasificación", apunta; "y a mí, después de los disgustos que me ha dado España en los últimos 23 años, me gustaría que lo consiguieran. Lo ideal sería que tanto españoles como daneses se clasificaran, pero eso lo veo muy difícil porque Suecia está en una situación muy cómoda".

España afronta un choque trascendental en un ambiente enrarecido por los últimos acontecimientos. Déficit de juego y con un Luis Aragonés enrocado, beligerante y a la defensiva ante la prensa. Laudrup, sin embargo, no está de acuerdo con las críticas que se vierten sobre el seleccionador ni sobre el fútbol que practica su equipo: "Me parece injusto. Frente a Islandia, España estuvo 70 minutos con un jugador menos y lo hicieron bastante bien pese a que el resultado pueda parecer que no es bueno. Y frente a selecciones como Letonia, que se cierran con once tíos atrás incluso cuando van perdiendo, es muy difícil hacer un buen fútbol", precisa; "lo que ocurre en los equipos nacionales es que todo el mundo tiene una opinión. En Dinamarca pasa igual. Allí son cinco millones de habitantes y, por tanto, cinco millones de opiniones. Aquí son muchas más".

Laudrup señala a Agger, del Liverpool, y Jorgensen, de la Fiorentina, como bajas de difícil reemplazo para el conjunto nórdico. En ese sentido, destaca la profundidad del equipo español, con muchas más variantes a disposición de su entrenador. "En España, se lesiona Xabi Alonso y están Cesc, Iniesta o Xavi; Villa no puede jugar y su lugar lo ocupa Tamudo... No hay comparación con Dinamarca. El problema no es tanto elegir quién juega, sino quién se queda fuera. Las bajas danesas son más importantes", asegura. Y, "sin entrar a valorar el trabajo de un compañero", se refiere también a la no inclusión de Raúl en la lista de Luis: "Siempre querría a un jugador como Raúl en mi equipo. Es un futbolista que ha ganado tantos títulos que otros necesitarían cuatro vidas para conseguirlos. Y, aun así, sigue con la misma ambición y las mismas ganas. No me meto en si debería formar en el once inicial o no, pero, desde luego, Raúl es un regalo para cualquier plantilla".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de octubre de 2007