Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft lanza una gran ofensiva en la telefonía gratuita por Internet

Steve Ballmer presenta el nuevo Office, que permitirá conversaciones por audio y vídeo

Microsoft está dispuesta a hacerse un hueco en el incipiente mercado de la telefonía gratuita por Internet. Tras adquirir varias compañías especializadas, ha comenzado a incluir aplicaciones de voz sobre protocolo de Internet (VoIP) en sus programas. El presidente de la firma, Steve Ballmer, oficializó ayer ese interés al presentar el nuevo programa Office, que incluye una herramienta para mantener conversaciones por audio y vídeo. De esta manera, el gigante informático plantea batalla a Skype (Ebay), Vonage, Google y Yahoo en un mercado que generará un negocio de 30.000 millones de euros en 2010.

Microsoft hizo ayer la puesta de largo de sus planes para meterse de lleno en el incipiente negocio de la telefonía por Internet, con motivo del lanzamiento de nuevo programa Office Communication Server 2007.

La compañía lleva tiempo preparando el terreno. La multinacional dio sus primeros pasos con la compra de varias empresas especializadas como Teleo o Tellme que desarrollan soluciones de VoIP. Posteriormente anunció que incluiría aplicaciones en sus programas de Microsoft Outlook, Explorer y el MSN Messenger. Y quedaba Office, el programa con soluciones ofimáticas que ha supuesto su mayor éxito tras el omnipresente sistema operativo Windows.

Steve Ballmer presentó ayer en Zurich la nueva versión para empresas del programa Office, que comenzará a ser distribuido en primicia mundial en Suiza, y que incluye el Office Communication Server 2007 y el Office Communicator 2007.

La nueva versión permitirá conversar a través de Internet, mediante un teléfono compatible, y organizar conferencias de audio o vídeo, según explicó Ballmer. También dispone de una versión profesional, especial para empresas, del servicio de mensajería instantánea Windows Live Messenger, conocido como Communicator.

Microsoft se sitúa así en competencia directa con los pioneros de la telefonía por Internet (o IP), como Skype, comprado por Ebay, o la estadounidense Vonage. Sus grandes rivales como Google y Yahoo también están interesados en este mercado, con sus servicios Gtalk y YahooVoz.

Microsoft se puso como objetivo en marzo alcanzar los 100 millones de clientes en las aplicaciones de VoIP en los próximos tres años. Se estima que este negocio moverá en 2010 en torno a los 30.000 millones de euros en todo el mundo. El fundador de Microsoft, Bill Gates, centrará precisamente en esta materia en la que será su última intervención pública antes de que se desvincule de la compañía, en una convención en San Francisco el próximo día 16.

El nuevo programa de Microsoft permitirá igualmente compartir documentos. El programa fue parcialmente desarrollado en Suiza por la compañía MediaStreams, con sede en Zurich, y comprada en 2006 por Microsoft.

Pero no es oro todo lo que reluce en la telefonía por Internet, que en un principio se vio como una amenaza para las compañías tradicionales y ha acabado siendo un incentivo más para que estos aumenten su rentable base de clientes de banda ancha. EBay compró Skype en septiembre de 2005 por 2.600 millones de dólares (1.850 millones de euros). Esta misma semana tuvo que admitir que esa adquisición no está dando los resultados esperados, y asumirá unas pérdidas de casi 1.500 millones de dólares (1.070 millones de euros). La primera medida ha sido el despido de Niklas Zennstrom, consejero delegado de Skype y cofundador de la compañía.

El principal problema consiste precisamente en conseguir que los usuarios utilicen servicios de pago. La gigantesca avería que sufrió Skype el 16 y 17 de agosto pasados, que dejó sin servicio, a más de 220 millones de usuarios en todo el mundo, puso también de manifiesto los problemas de calidad.

Por su parte, Vonage, la mayor firma de servicios de VoIP de Estados Unidos, no está pasando su mejor momento. Desde su estreno en Bolsa en mayo de 2006, su cotización se ha hundido un 70%.

De lo que no cabe ninguna duda es de que Microsoft quiere estar en todos los frentes. Demostró, con fortuna desigual, que tenía un hueco en el mercado de las videoconsolas (Xbox). Está dando la batalla en el de los reproductores digitales de música, con su Zune, que aún está muy lejos de hacer sombra al iPod de Apple. Y ahora hasta crea antivirus para sus propios sistemas operativos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de octubre de 2007