Reportaje:

Catecismo frente a democracia

Las Juventudes Socialistas ridiculizan al PP en un vídeo que defiende la asignatura de Educación para la Ciudadanía

La polémica está asegurada tras el último vídeo de las Juventudes Socialistas de España (JSE), dramatizado por ellos mismos sin recurrir a actores profesionales. Se trata de defender la asignatura de Educación para la Ciudadanía y Derechos Humanos en los medios de comunicación, pero también en las plazas y en las calles de España. Porque con la enseñanza de esa asignatura, sostienen, "se defiende España". La campaña de los jóvenes socialistas llega apenas tres días después de que las Nuevas Generaciones del PP anunciaran otra para llevar la bandera española a los ayuntamientos en los que no ondea.

El vídeo muestra lo siguiente. Dos jóvenes, hombre y mujer -él, vestido con un polo rosa de marca bien visible, atusándose el pelo sin parar, con gestos de lelo y un deje marcadamente pijo; ella, sonriente, natural y segura de sí misma- participan en un concurso en el que hay que adivinar palabras a partir de su inicial y su definición.

Más información
"Simpático y útil"

El chico no da una: cuando le preguntan qué es una "unión civil entre personas del mismo sexo, que empieza por 'm", él responde con cara de asco: "¿Dos tíos? ¡Mariconas!"; la "Carta Magna de principios y valores que rige el Estado español" ni le suena, así que responde "¿catecismo?"; y el papel de la mujer en la sociedad sólo se le ocurre definirlo así: "Inferioridad, irrisorio". Ante las risas del auditorio, la chica va dando todas las definiciones correctas: "Matrimonio", "Constitución", "Igualdad".

La traca final llega cuando ambos son preguntados por el nombre de una "persona conocida mundialmente por su lucha por la paz". Él contesta con sonrisa de triunfo: "José María Aznar". Ella replica, divertida: "¡Gandhi!". El público estalla en carcajadas.

Además del vídeo, la campaña incluye papel impreso y acción directa de los militantes de Juventudes Socialistas, con un mensaje central. "Defender la Educación para la Ciudadanía es la mejor manera de defender España. Esta área enseña valores constitucionales y democráticos, por lo que la derecha española, en lugar de realizar campañas para defender España con amenazas fantasmas, debería respaldar la enseñanza de la Constitución y los valores democráticos en las escuelas". Así figura en el documento de presentación de la campaña que hoy hará pública el secretario general de las Juventudes Socialistas de España, Sergio Gutiérrez, en defensa de esta asignatura que el PP y la Iglesia católica rechazan.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los jóvenes socialistas harán campaña por todo el país, incluyendo golpes de efecto como la celebración de clases de Educación para la Ciudadanía en plena calle, con profesores y personas del mundo de la cultura y del arte. "Por la Igualdad, la Convivencia, Educación para la Ciudadanía", es el lema. La defensa a ultranza de esta asignatura constituyó un asunto primordial de la asamblea de esta organización en julio. El conflicto ya estaba sobre el tapete, y había empezado el movimiento de promoción de la objeción de conciencia por parte de los padres que rechazan que sus hijos cursen esa asignatura.

A España se la defiende de muchas formas y, según las Juventudes Socialistas, una de las más importantes es la implantación de esta asignatura. "Contiene enseñanzas para formar el mínimo común ético necesario para la convivencia democrática, y contribuye a la formación de ciudadanos activos, responsables, comprometidos, críticos, libres y autónomos", reza el documento.

Los jóvenes socialistas piden a alumnos y profesores que se atengan a lo que dicen los textos porque su contenido "no supone adoctrinamiento sino valores y derechos fundamentales, recogidos en la Constitución y en la Declaración de Derechos Humanos". Y aprovechan para "exigir al PP y a la jerarquía eclesiástica que dejen de presionar a padres y alumnos para que no cursen la materia". La campaña culminará el 2 de noviembre, con la presentación de un Manifiesto y después de haber repartido cientos de miles de octavillas. Para entonces, con casi dos meses de curso escolar, ya se sabrá el calado del conflicto en función de los alumnos que se ausenten de las aulas.

Las Juventudes Socialistas explican en un vídeo muy ilustrativo el porqué es necesario en más de una ocasión una asignatura tan controvertida como estaVídeo: Juventudes Socialistas

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS