TV-3 repasa el siglo XX a través de colecciones de vídeos familiares

Los vídeos familiares grabados por cámaras aficionados suelen acabar guardados en un armario y no acostumbran a proyectarse nunca fuera de un círculo íntimo. Sin embargo, TV-3 ha decidido ahora rescatar de archivos particulares e institucionales las antiguas películas domésticas de 13 familias catalanas con el objetivo de reconstruir con ellas los pequeños detalles que componen la historia del siglo XX. La mayoría de familias no son conocidas por la audiencia, aunque la serie Material sensible se estrena esta noche (23.15) con la emisión de un capítulo dedicado a Pere Calders y las grabaciones domésticas que realizó durante su exilio mexicano tras la Guerra Civil.

Como señaló ayer Roc Villas, director de la Filmoteca de Catalunya -de donde proceden algunas de las cintas de la serie- "los grandes acontecimientos han sido profusamente retratados. Sin embargo, las historias particulares apenas se conocen". El director de la serie, Josep Rovira, y su equipo visionaron horas y horas de imágenes antes de elaborar Material sensible. Escogieron finalmente aquellas que narraban historias singulares, que tenían una buena calidad y que retrataban lugares que han cambiado notablemente con el paso de los años. La mayoría de vídeos domésticos retratan momentos felices de la vida cotidiana: el nacimiento de un niño, un viaje singular o el estreno de un coche nuevo.

Todo ese material permite conocer un poco más la historia de Carlos Barral, por ejemplo, padre del famoso escritor, y su relación con Calafell. O la afición por el automovilismo de Francesc Bordàs, que comenzó a filmar a finales de la década de 1920 las carreras que acogía el circuito de Terramar, en Sitges (Garraf). También acercará al espectador al paisaje de Berga que solía grabar Ramon Calonge, organizador de bucólicas excursiones con sus amigos por los prados que ahora ocupan las aguas del pantano de la Baells.

Las cintas de Pere Calders

El primer capítulo de la serie cuenta la historia de un largo viaje: el que emprendió Pere Calders rumbo al exilio. Las imágenes muestran el lado más humano, divertido y espontáneo del escritor, que solía filmar a sus hijos, los encuentros de la colonia catalana en México y grabó también su retorno a Cataluña en 1962. Aunque algunos de esos fragmentos se habían emitido ya por TV-3, la mayoría son todavía inéditos.

Cada entrega de la serie se complementa con el testimonio de los protagonistas o sus familiares, que comentan las imágenes como si estuvieran frente a un álbum familiar. La cadena está convencida de que el patrimonio cinematográfico familiar que todavía permanece guardado en armarios y archivos es un yacimiento de una enorme riqueza. Eso ha movido a sus responsables a poner en marcha la web www.tv3.cat/materialsensible, que pretende animar al espectador a enviar sus propios vídeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 03 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50