Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Springsteen, "misión imposible"

Los 'fans' del músico critican el sistema de venta de las entradas para su concierto

Apenas tres horas tardaron ayer los fans en agotar las 15.000 entradas para el concierto que Bruce Springsteen y su The E Street Band ofrecerán en el Palacio de Deportes el 25 de noviembre. Todo un récord, pese a los graves problemas en la distribución que denunciaron los seguidores del Boss. La veda para el recital de Madrid, el primero de los dos que ofrecerá en España junto al de Bilbao, se abrió a las diez. Según los testimonios recabados por este periódico, el teléfono de la empresa que vendía las localidades, Tick Tack Ticket, no paraba de comunicar, su web permaneció caída toda la mañana y en los puntos de venta, Carrefour y Fnac, tampoco funcionaba el sistema informático.

Una madrileña que pasó la mañana intentándolo sin éxito, Carolina Aguilar, de 30 años, resume así lo sucedido: "Por teléfono era misión imposible y por Internet, peor". Según esta fan, "no cargaba ni la portada". Esteban de la Peña, también de 30 años, se había puesto de acuerdo con cuatro amigos, a sabiendas de que podría resultar difícil: "Uno en Boadilla, otro en Gijón, otro en Madrid y yo en Las Rozas". Pero nada.

De la Peña llegó al Carrefour de El Pinar a las 10.05. "En la cola había 50 personas, los primeros llevaban allí desde las siete". Pero este centro "no vendió" ni una entrada porque "el sistema estaba colapsado", de modo que se hizo una lista con nombres y teléfonos de los presentes con la promesa de que les llamarían "por orden de llegada" cuando se restableciera el sistema. Según un portavoz de la empresa, el mismo procedimiento se siguió en los 60 centros de todo el país habilitados para vender estas entradas, un total de 5.000, con el fin de evitar colas.

Fuentes de Carrefour aseguraron que "no podían hacer nada" por solucionar el problema, ya que venden a través del sistema de Tick Tack Ticket. De la Peña logró el número 10 pero no recibió la llamada de Carrefour. Indignado, dice que lo ocurrido es "una vergüenza" que se produce "año tras año" por "la incompetencia" de esta web.

Una afortunada, Diana Contreras, logró adquirir "de chiripa" las cuatro localidades que se permitía como máximo. "Llegué a las nueve y media a Fnac de Plaza Norte II, en San Sebastián de los Reyes, y había más de 40 personas", explica, para añadir que al poco de abrirse la venta se cayó el sistema. A la una se marchó dejando a una amiga, que al final se hizo con ellas. Roberto Castro, de 33 años y miembro del foro springsteencorner.com, con 1.000 usuarios, está "indignado", a pesar de haber logrado la hazaña. Desde las "seis y media" hizo cola en Fnac de Callao y no las compró hasta las doce y media. De su foro, sólo "una persona lo consiguió por Internet y otra por teléfono". Y nadie más.

Tick Tack Ticket, que cobra cinco euros por cada localidad y vende dos millones al año, se defiende afirmando que "más de cien mil personas" intentaron entrar en su web y que, como sólo había 15.000 entradas, "otras 85.000 están enfadadas". Aunque un portavoz admite que la página se colapsó a las diez, sostiene que se reestableció "en tres cuartos de hora y partir de las once la venta transcurrió sin problemas hasta agotarse".

Doctor Music, promotora del concierto, también reconoció los fallos pero subrayó el hecho de las entradas, fuera como fuere, se vendieron. Costaban entre 57 y 71 euros, gastos de distribución no incluidos. Desde Sony, discográfica de la estrella, indicaron que tres horas es "un verdadero récord" para Springsteen en Madrid, aunque en España siempre agota antes de 24 horas. Este diario trató de hablar también con Fnac para conocer su versión, sin éxito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de octubre de 2007