Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hobetuz aplaza la reunión de su patronato para intentar un acuerdo

Hobetuz (la Fundación Vasca para la Formación Continua) no avanza. La reunión de su patronato prevista para hoy se ha aplazado hasta el jueves. El Gobierno quiere alargar un poco más su voluntad negociadora para intentar superar el bloqueo a que la están sometiendo ELA y LAB.

El Departamento de Educación, de quien depende la formación continua, la que se ofrece a los trabajadores para reciclarse, alcanzó un acuerdo con la Administración central para que ésta transfiriese 16,3 millones de euros a Hobetuz. Este principio de pacto precisa un acuerdo en el seno de Hobetuz para establecer cómo repartir los fondos. Este traspaso de nuevos recursos, que no satisface la demanda del Gobierno vasco, termina con siete años de ruptura entre las administraciones. La fundación vasca llevaba dos años en situación de inactividad. Los agentes sociales y el Ejecutivo deberán ahora pactar su gestión.

Las centrales no nacionalistas aseguran que la transferencia supone asumir el modelo de formación continua estatal, donde tanto la patronal como estos sindicatos realizan formación. ELA y LAB se niegan, y el pasado 11 de septiembre así lo manifestaba en un artículo en este diario el secretario adjunto de ELA, Adolfo Muñoz.

CC OO y UGT no están dispuestos a ceder al Gobierno el liderazgo y la gestión exclusiva de unos fondos que provienen de la cuota de formación profesional que pagan los trabajadores. Tras el fracaso de la reunión de septiembre, el jueves se verá si el Gobierno vasco ha logrado un acuerdo, ha convencido a alguien o deja en el camino perdedores y ganadores.

Hobetuz nació en 1995 gracias a un acuerdo entre los cuatro sindicatos mayoritarios, Confebask y el Gobierno vasco. Echó a andar en 1996 y tuvo un fuerte apoyo de los primeros gobiernos de José María Aznar. Recibió fondos del Estado gracias al acuerdo de legislatura de 1996 entre el PNV y el PP, y Hobetuz vivió entonces en la abundancia. El cambio de política de ambos partidos acabó con el entendimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de octubre de 2007