Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Corrupción y especulación en las administraciones públicas

El Consell de Mallorca paraliza un hotel de 500 habitaciones y 200 casas sobre una cala virgen

En Cala Blanca, una zona virgen de la costa de Andratx (Mallorca), no se construirá el previsto hotel de 500 plazas, ni las 200 casas permitidas en el plan urbanizador, aprobado a finales de los años 60. El PP, ahora en la oposición en el Consell de Mallorca y en Andratx, impulsó ayer un acuerdo, que fue unánime, "para evitar la urbanización" de la zona con normas que impidan la proyectada explotación turística y residencial.

El PP, que gobernó en Andratx provocando un escándalo urbanístico que llevó a la cárcel a su alcalde, Eugenio Hidalgo, reprochó ayer a la mayoría de centro izquierda (PSOE-PSM-IU-Verds-Unió Mallorquina) que no hubiese aplicado aún la protección definitiva, como se había acordado a través de una norma territorial del pasado febrero. La portavoz del PP, Antonia Perelló, ex directora general de Ordenación del Territorio, reclamó "un ejercicio de responsabilidad" para "impedir" que llegaran a ser efectivas las licencias en trámite del hotel y de las primeras casas residenciales, que podrían lograrse por silencio administrativo. El proyecto de hotel de lujo fue tramitado inicialmente hace siete años, en la época del antiguo pacto de izquierdas que otorgó la autorización turística, renovada posteriormente por el PP. El Ayuntamiento cobró meses atrás al promotor del hotel la tasa de 146.000 euros para el trámite de las licencias de obras. "Bienvenido sea el PP a la protección del territorio", comentó la consejera de Ordenación del Territorio, la socialista Maria Lluïsa Dubón. "No había peligro de licencias inminentes", agregó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de octubre de 2007