Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos 130 independentistas queman fotos del Rey en Lleida y Manresa

Montilla acusa a los autores de dañar la imagen de Cataluña

Grupos independentistas quemaron ayer fotos del Rey en Manresa (Barcelona) y Lleida y unas quinientas personas se manifestaron en Barcelona en solidaridad con los detenidos los últimos días por hechos similares.

En Manresa, unas 60 personas, según la Guardia Urbana, se concentraron a mediodía en la plaza mayor y quemaron fotos del monarca sin que se practicaran detenciones, según informaron los Mossos d'Esquadra. Horas después se repetía la misma escena en Lleida, donde unos 70 independentistas quemaron una treintena de fotocopias de fotografías del Rey sin que tampoco hubiese detenciones.

En Barcelona, un potente despliegue de los mossos formado por unos 28 furgones, impidió ayer que alrededor de 300 personas pertenecientes a plataformas antisistema avanzaran por La Rambla por el derecho a expresarse en la calle. Los manifestantes, que salieron a las siete de la tarde de la plaza de la Universitat, cortaron las calles de Pelai y La Rambla hasta la altura de la calle de Tallers -donde el cordón policial les cerró el paso- durante más de dos horas.

Durante la marcha hubo momentos de tensión. Sobre las 20.15 llegó otro grupo de unas 50 personas a apoyar a los manifestantes, pero tampoco consiguieron pasar de la calle de Tallers. Hasta cerca de las diez de la noche siguieron llegando efectivos policiales, a pesar de que los manifestantes habían desistido de llegar hasta la plaza de Sant Jaume.

El presidente de la Generalitat, José Montilla lanzó ayer una rotunda condena de la quema de imágenes del Rey llevada a cabo por grupos extraparlamentarios y les acusó de "dañar la imagen de Cataluña".

En una intervención ante el Consejo Nacional del PSC, Montilla, que une su condición de primer secretario de los socialistas y la de presidente de la Generalitat, destacó el carácter minoritario de estos grupos, afirmó que "la gran mayoría de los ciudadanos de Cataluña se sienten muy alejados" de ellos y advirtió de que sus autores, quizá de manera inconsciente, "están dando munición al PP para sus ataques contra Cataluña".

Montilla se explayó asegurando que incidentes minoritarios como los de ayer en Manresa y Lleida "son utilizados por la derecha más reaccionaria para ir contra Cataluña" a pesar de que todo el mundo sabe que los ciudadanos catalanes "siempre han reconocido el papel jugado por el Rey en la defensa de la democracia". El máximo dirigente del socialismo catalán acusó también al PP de practicar "juego sucio" sumando episodios marginales como estos a la utilización del terrorismo para atacar al Gobierno socialista. Calificó como una "vergüenza" que la portavoz del PP andaluz dijera que "el tripartito catalán se dedica a quemar fotos y llevarse el dinero de los andaluces".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de septiembre de 2007