Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:AIRE LIBRE

Naturaleza en estado puro

Saas-Fee, al sur del Valais suizo, un paraíso para los amantes del turismo de montaña en familia

Aislado del mundanal ruido, el valle de Saas propone saludables caminatas, paseos en patinete, viajes en telecabinas y una enorme gruta glaciar. Un mundo 'Heidi', limpio, silencioso, maravilloso...

Llegar hasta allí ya es toda una aventura (que combina avión, tren y autobús, si no se viaja en coche propio), pero el esfuerzo queda compensado nada más llegar, ver su mágico entorno y comprobar su total aislamiento del mundanal ruido. Saas-Fee, en el corazón del valle de Saas, al sur del Valais suizo, es un paraíso para los amantes de la naturaleza.

Una villa peatonal que parece extraída de un capítulo de Heidi, con casitas de madera, animadas terrazas y balcones floreados que dan color y calor a esta estación invernal que, diluidas las nieves (excepto en sus glaciares), se transforma en un precioso jardín. Todo ello con un atrezzo alpino de 13 picos que superan los 4.000 metros (entre ellos el Dom, techo suizo con sus 4.545 metros) que incita al senderismo, incluso a los defensores a ultranza del dolce far niente. Y además, con un amplísimo abanico de posibilidades para pasar una activa y divertida escapada de montaña en familia.

1 El apasionante Feeblitz

Es la atracción estrella para pequeños y grandes. Una adaptación del invernal bobsleigh, que consiste en vagonetas individuales que descienden a 40 kilómetros por hora sobre un serpenteante circuito de raíles, de 900 metros, con giros y repechos entre abetos. Pueden subir una o dos personas en cada uno y no es peligroso, pues incluso montan niños solos a partir de seis años. Una doble palanca a ambos lados permite controlar la velocidad, frenando en las curvas o cuando acomete el giro de 360 grados a medio descenso.

Ubicación: junto al Alpin-Express. Horario: en octubre, diario, de 12.00 a 17.30, y desde las 10.30 en fin de semana. Precio: 3,50 euros, adultos; 2,50, niños hasta 15 años. Información: www.feeblitz.ch.

2 Un bosque aventura

Para quien le guste emular a Tarzán hay un bosque con dos circuitos adaptados a todas las edades y niveles. Uno es la ruta discovery, la más sencilla. Una quincena de pasos (puentes, tirolinas, lianas, redes...) entre árboles, para niños y adultos no iniciados.

La ruta larga incluye otras cuatro zonas, que combinan 12 pasos sencillos, 12 medios y 11 de dificultad. Lo más espectacular, al final del recorrido, son dos impresionantes tirolinas sobre las gargantas del río Fee, de 210 y 280 metros de largo. ¡Para descargar adrenalina a tope!

- Ubicación: junto al Alpin-Express. Horario: en octubre, diario, de 12.00 a 18.00 (última entrada, 16.00). Precios: ruta larga, 17 euros, adultos, y 11 euros, niños hasta 15 años; ruta discovery, 13 y 9. Información: www.foret-aventure.com.

3 Dos rutas en 'trottinette'

La más divertida y cómoda forma de bajar las montañas que ofrece Saas-Fee es un curioso patinete de montaña, con frenos en los pedales, muy fácil de manejar. Se puede alquilar en dos zonas: en el monte Hannig, para descender una pista natural de seis kilómetros desde su cota 2.350, y en Kreuzboden (Saas-Grund), cota 2.397, con trottinettes de ruedas gigantescas. Tiene el aliciente añadido de bajar un bellísimo sendero de flores de 11 kilómetros. También hay un parque infantil con una torre, dos puentes y un rocódromo.

- Horario: hasta el cierre del telecabina. Precio: 6,60 euros.

4 Escudriñando madrigueras

Es la excursión ideal para los más pequeños. Se toma el telecabina de Spielboden (2.447 metros) y, una vez allí, tras admirar el glaciar Fee, el camino de descenso hasta Saas-Fee pasa por una loma plagada de madrigueras de las que afloran simpáticas marmotas. Los animales salen de sus refugios sin asustarse, buscando en la mano el alimento diario (zanahorias, cacahuetes) que les llevan los turistas. Lo pasan en grande los niños... y los papás fotografiándolos. Se tarda hora y media en bajar por una ruta en zigzag con bellas panorámicas.

5 Senderismo con telecabinas

Saas-Fee es ante todo un paraíso senderista. Desde los sencillos caminos que llevan en menos de una hora a sus pueblos vecinos (Saas-Grund, por la ruta de las capillas, o Saas-Almagell) hasta otros de variada dificultad. La ventaja es que el tramo más duro, las subidas, puede evitarse tomando la decena de telecabinas repartidos por todo el valle, que llevan a altas cotas ofreciendo preciosos descensos, a pie o en bicicleta de montaña. El más apasionante es el sendero Almagellerhorn (Saas-Almagell), con sus vertiginosos puentes colgantes.

6 Diversiones acuáticas

Quienes echen de menos el agua tienen dos opciones. Una es el Bielen, centro deportivo cubierto, con una piscina de 25 metros, juegos y zona de hidromasaje. Además hay pistas de tenis y bádminton. Otra opción más exclusiva es el único spa de la villa, Paradia, en el hotel FerienArt, con piscinas de chorros, cascadas, jacuzzis, saunas y masajes.

- Bielen (0041 279 57 24 75) abre a diario, de 13.00 a 21.00 (hasta el 20 de octubre). Precio de la piscina: 9,50 euros, los adultos, y 5,50 euros, los niños.

- Spa Paradia (www.ferienart.ch), diario, de 8.00 a 19.00. Tarifas: 80 euros, medio día spa + tratamiento.

7 Un mundo bajo el hielo

Además de garantizar la práctica del esquí de verano (20 kilómetros de pistas glaciares), Allalin tiene una gran sorpresa: la gruta glaciar más grande del mundo. En sus más de 5.500 metros cuadrados hay pasadizos, una capilla, estatuas de hielo... e incluso dos toboganes que hacen las delicias de los niños. La entrada está en el restaurante giratorio emplazado a una altura vertiginosa de 3.500 metros, al que se llega enlazando el telecabina Alpin-Express con el funicular subterráneo Felskinn.

- Horario: diario, de 9.00 a 17.00. Precio gruta: 3 euros, adultos, y 2 euros, niños.

GUÍA PRÁCTICA

Como ir- Saas-Fee se encuentra a unas tres horas y media -en tren y autobús- desde Ginebra.- También se puede tomar en Madrid o Barcelona el tren hotel Pau Casals (www.elipsos.com) hasta Lausana, y una vez allí, coger un tren hasta Visp que enlaza con el autobús postal que lleva a Saas-Fee.Dormir- Hotel du Glacier (00 41 279 58 16 00; www.duglacier.ch). Habitación doble, desde 67 euros; con vistas al glaciar, a partir de 80 euros. - Hotel Ferien Art (00 41 279 58 19 00; www.ferienart.ch). Habitaciones a partir de 154 euros. Tiene spa.Comer- Drehrestaurant (00 41 279 57 17 71; www.drehrestaurant-allalin.ch). Restaurante giratorio a 3.500 metros de altura. Entre 20 y 40 euros.- La Ferme (00 41 279 58 15 60; www.beausite.org). En Saas-Fee, con excelente grill. De 25 a 35 euros.Información- Turismo de Suiza en España (00 800 100 200 300; www.myswitzerland.com).- www.saas-fee.ch.- www.matterhornstate.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 2007

Más información