Entrevista:ANDRÉS LIMA | Director de teatro | Fin de semana

"Reivindicamos la libertad de hacer lo que nos da la gana"

El Festival de Teatro de Vitoria homenajeará por su especial aportación a la escena española a Animalario, compañía madrileña que representará allí su versión de Marat-Sade. Andrés Lima (Madrid, 1961) dirige la obra de Peter Weiss basada en las funciones teatrales que el Marqués de Sade escribía y organizaba mientras permaneció en el manicomio de Charenton.

Pregunta. ¿Cómo es su Marat-Sade?

Respuesta. Es una obra musical, con una orquesta en directo y 18 actores muy entregados representando un periodo histórico que es la Revolución Francesa, que simboliza los años sesenta y el cuestionamiento del estalinismo, y a su vez simboliza las guerras actuales. Es un cuestionamiento del mundo en que vivimos y de cómo nos organizamos, a partir del hecho de hacer una revolución, representado por un grupo de locos.

P. Locura y teatro se han asociado siempre. ¿Es justo?

R. Metafóricamente, e incluso clínicamente, es muy justo. Hacer teatro ya es una locura, pero, por otra parte, es interesante ver cómo una versión diferente, no la histórica y cabal, sino desde la locura, nos puede dar una imagen más certera de lo que ha sido la historia.

P. ¿Por qué se advierte de que el montaje "puede herir la sensibilidad del espectador"?

R. Eso venía en el programa del Centro Dramático Nacional [coproductor de la pieza], pero creo que no hiere en absoluto la sensibilidad del espectador. Otra cosa es que no te guste lo que se dice, porque se cuestionan cosas que teóricamente son intocables, como el sexo y la monarquía, pero la libertad de expresión está ahí para eso.

P. El festival premia a Animalario por su aportación al mundo teatral. ¿Qué aporta?

R. No lo sé, lo bueno es que te lo digan los demás. Nosotros aportamos sobre todo trabajo, pero la gente enseguida te pone etiquetas: que si "vanguardia", que si "teatro político". Nosotros reivindicamos la libertad de hacer lo que nos da la gana. Nunca intentamos dar respuestas a nada, porque eso es de popes o de gurús, sino hacer preguntas. Y hay un reclamo a no olvidar o a reivindicar la utopía, la libertad, la fraternidad, la igualdad.

P. ¿Les gusta poner a sus interprétes en situaciones comprometidas?

R. No como hobby, pero sí como búsqueda. Cuanto más al límite te colocas, el batacazo es gordo, pero si logras pasar al otro lado, cuanto mayor es el reto más rica es la experiencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 28 de septiembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50