Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juzgado un cura por un accidente mortal bajo los efectos del alcohol

El fiscal del juzgado de lo penal número 2 de Lugo solicitó cuatro años de prisión para el sacerdote de la parroquia de Tor, en el municipio lucense de Monforte de Lemos, por un delito contra la seguridad del tráfico, homicidio e imprudencia, cuando conducía bajo los efectos del alcohol.

En el análisis de concentración de alcohol en sangre que le fue practicado, el párroco de Tor dio positivo con una tasa que triplicaba la cantidad máxima permitida. El cura reconoció en la vista oral que se celebró en la mañana de ayer que el día del accidente había bebido "cuatro, cinco o seis vasos de vino".

Los hechos juzgados acaecieron, según el escrito de acusación, en febrero del pasado año cuando el acusado, Severino Díaz Pérez, de 71 años, invadió con su turismo el carril contrario de la carretera de Monforte a Belesar y provocó un accidente en el que perdió la vida otro conductor de 46 años, vecino de Monforte de Lemos y del que era íntimo amigo.

En el accidente de circulación también resultaron con heridas de distinta consideración la viuda del fallecido y sus dos hijas, ambas menores de edad, por lo que el sacerdote, si prospera la acusación, tendrá que abonar a la familia de la víctima una indemnización de 224.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 2007