Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comparecencia de Quintana sobre el Gaiás enfrenta por primera vez a BNG y PSdeG

El PP marca distancias con el plan de la comisión de investigación de la Cidade da Cultura

La comisión de investigación de la Cidade da Cultura dividió ayer en el Parlamento a los grupos del PSdeG y del BNG. Por primera vez en lo que va de legislatura el Bloque votó con el PP en contra de una propuesta socialista que pretendía excluir al vicepresidente Anxo Quintana de la lista de comparecientes. Los populares trataron de cuestionar el alcance del plan de trabajo de la comisión, que incluye la comparecencia de 33 personas. El portavoz del PSdeG, Ismael Rego, calificó de "preocupante" que sus socios nacionalistas hayan votado con el Partido Popular.

El PP llevaba dos años intentando sin éxito romper la unidad de acción de socialistas y nacionalistas en el Parlamento pero nunca lo había conseguido. La de ayer en la comisión de la Cidade da Cultura es la primera votación de la legislatura en la que BNG y PSdeG no votan de común acuerdo y, precisamente por eso, la primera votación que los socialistas pierden en la Cámara desde el verano de 2005.

El motivo de la discrepancia fue la oportunidad de citar a declarar sobre el proyecto del Gaiás al vicepresidente de Igualdade e Benestar, Anxo Quintana, que según el PSdeG nada puede aportar a la investigación porque nunca ha tenido la más mínima relación con el polémico complejo cultural. El BNG, sin embargo, se mostró de acuerdo con el PP en que si se citaba al vicepresidente de la Xunta durante la época del PP, Alberto Núñez Feijóo, también debía acudir a la comisión el vicepresidente Quintana.

Ruptura de la unidad

Los portavoces del BNG y del PSdeG intentaron ayer restar importancia a lo ocurrido. El nacionalista Carlos Aymerich atribuyó la oposición de los socialistas a la comparecencia de Quintana a una orden directa del presidente Emilio Pérez Touriño. Ismael Rego, en nombre del grupo socialista, negó este extremo y aunque se refirió a la ruptura de la unidad como un problema "relativo", calificó de "preocupante" la postura del Bloque al apoyar una solicitud de comparecencia que nadie había considerado necesaria en las solicitudes presentadas a la mesa de la comisión. La investigación, añadió Rego, debe "esclarecer las gravísimas irregularidades detectadas por el Consello de Contas por parte del Gobierno anterior". "Nosotros no nos vamos a prestar a ninguna ceremonia de confusión" que desvíe la atención de ese objetivo, subrayó.

A pesar de la discrepancia entre socialistas y nacionalistas en torno a la conveniencia de citar a Quintana, el programa de trabajo y la lista definitiva de comparecientes salió adelante con los votos de ambos grupos y el rechazo expreso del PP. Los esfuerzos de PSdeG y BNG de conceder algunas comparecencias más y precisar determinados documentos reclamados por la oposición no fue suficiente para atraer a los populares al consenso y conseguir que el plan de trabajo fuese aprobado por unanimidad. El PP insistió en que los grupos que apoyan al Gobierno quieren limitar la investigación.

La lista definitiva de comparecientes incluye, además de la de Anxo Quintana, al presidente Emilio Pérez Touriño y a su antecesor en el cargo, Manuel Fraga, así como a la conselleira de Cultura, Ánxela Bugallo, y al máximo responsable de este departamento en el anterior Gobierno, Jesús Pérez Varela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 2007