Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una hora y media con Paul Auster

El escritor estadounidense charló sobre cine y literatura con un centenar de seguidores en un centro cultural donostiarra

A Oihana Eleno le regalaron un libro de Paul Auster (Newark, Nueva Jersey, 1947) hace siete años y, desde entonces, se ha ido comprando todas las obras del escritor estadounidense. Todavía no ha leído su última publicación, La vida interior de Martin Frost, el guión de la película homónima que él mismo ha dirigido. Pero sí ha visto el filme en el Zinemaldia, donde se ha presentado fuera de concurso. La joven donostiarra fue una de las cien afortunadas personas que había logrado una invitación para escuchar ayer por la tarde a Auster en el centro cultural Okendo de San Sebastián. No cabía más gente en la sala.

"Un montón de gente se ha quedado con las ganas", constataron desde Donostia Kultura, que aprovechando precisamente que Auster iba a presidir el jurado de la Sección Oficial del Festival de Cine le invitó a participar en el ciclo DK Literatura a través de su editorial en España, Anagrama.

Así que el reconocido escritor, premio Príncipe de Asturias de las Letras 2006, hizo un alto en su "agotadora" tarea de juzgar filmes y se trasladó hasta el citado centro cultural del barrio de Gros para charlar con el público de La vida interior de Martin Frost. Es "una película literaria" protagonizada por un escritor y que "aborda el proceso de escribir", explicó, tras la presentación que de él hizo el editor Jorge Herralde.

Y enseguida cedió la palabra a sus oyentes, para que formulasen preguntas, lo que convirtió la sala en un foro para reflexionar sobre el cine, la literatura, la política, la fama y hasta, de refilón, la gastronomía. Auster ha filmado su última película en Portugal. "No digo que sea fantástica, pero es algo distinto", argumentó. La crítica no la ha recibido bien. El caso es que el autor aseguró que "hoy es casi imposible rodar en América una película pequeña e independiente", porque "la industria te aplasta". Por eso la ha rodado en Europa con ayuda del productor Paulo Branco.

El escritor estadounidense se ha posicionado más de una vez contra la política del presidente de su país, George Bush. "Dice que no es un militante, pero su indignación se filtra aquí y allí", apuntó Herralde. Y puso como ejemplo el último manuscrito que ha leído de Auster, Un hombre en la oscuridad, cuya publicación está prevista para septiembre del próximo año. ¿Qué pasa en esta nueva novela? "Un hombre piensa historias, entre ellas una guerra civil en EE UU. Pero es sólo una parte del libro, hay muchas más cosas. Es una historia dentro de una historia", se limitó a adelantar el autor.

Preguntado por si sigue una técnica a la hora de escribir, confesó que cada vez que aborda un nuevo relato se siente como "un principiante". "Sale del inconsciente, irrumpe y me indica una manera de contar. Es una aventura, porque nunca he escrito antes esa historia".

El autor se declaró seguidor del cine de Pedro Almodóvar. Citó a Enrique Vila-Matas y Javier Marías como dos de los pocos escritores españoles contemporáneos que ha leído. Describió San Sebastián como una ciudad "sublimemente hermosa" y calificó su gastronomía de "increíble". Pero éstas son sólo algunas pinceladas de un encuentro que duró una hora y media -tenía que volver al Zinemaldia- y concluyó con la firma de autógrafos. La cita se retransmitió en diferido por el circuito del Telefestival. Pero para quienes de todas formas se la perdieron, ha quedado colgada en la web de Donostia Kultura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de septiembre de 2007