Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una promotora quiere ocupar un monte comunal en Meis para edificar 100 chalés

Parte de los terrenos fueron vendidos por dos presuntos narcotraficantes de la zona

El Ayuntamiento de Meis ha tramitado a la Consellería de Medio Ambiente el proyecto de construcción de 100 chalés en 70.000 metros cuadrados de suelo que vendieron a una promotora de Toledo dos conocidos narcotraficantes de la zona. Un expediente que ha requerido la modificación puntual del planeamiento municipal y la cesión de una parte del monte comunal de Castrove, imprescindible para la dotación de accesos y servicios de luz y agua en una zona de protección forestal. A cambio, los comuneros han llegado un acuerdo económico con la empresa.

Desde la futura urbanización de Campo Ladrón se divisa una espectacular perspectiva de la ría de Arousa. Una zona estratégicamente situada, limítrofe con el ayuntamiento de Poio, que cuenta con un campo de golf muy próximo y concurrido, con 1.500 socios, que constituye uno de los principales reclamos turísticos y socioeconómicos de este pequeño municipio del Salnés de apenas 5.000 habitantes.

El proyecto ha contado con la aprobación del gobierno municipal, con mayoría absoluta del PP, que ha dado por válidos todos los trámites de la promotora Bioconsa. El pasado 7 de mayo, el expediente del plan parcial en el que se han recalificado los terrenos como suelo urbanizable fue remitido a la Consellería de Medio Ambiente para que emita su dictamen de evaluación ambiental estratégica. Una urbanización que linda al este con suelo rústico de protección forestal y que sin la aprobación de la comunidad de montes de Castrove hubiera sido inviable. La asamblea de los comuneros aprobó por mayoría la cesión de una parte de los terrenos protegidos por la Ley de Montes para que construya una pista de acceso, además de dar servicio de luz y agua de los manantiales.

Esos acuerdos, aunque tendrán una compensación económica, no han contado con el apoyo unánime de los propietarios del monte. Los disconformes creen que pueden peligrar sus regadíos y denuncian irregularidades en la compra de terrenos que ni siquiera estaban registrados cuando fueron adquiridos por los hermanos José y Manuel Lafuente, presuntos narcotraficantes detenidos por su implicación en operaciones de cocaína. Por una de estas causas, Manuel está siendo juzgado en la Audiencia Nacional.

La presidenta de los comuneros, Peregrina Martínez García, no comparte las críticas y afirma que los vecinos podrán contar con unos accesos forestales que antes no tenían. "Ahora podremos subir al monte", comenta "y sólo han sido dos personas frente a 143 las que votaron en contra", subraya. Martínez también resta importancia a las supuestas ilegalidades en la venta de parcelas que no estaban inscritas en el Registro de la Propiedad. "Todos sabemos que pasaron cosas con antiguas directivas pero yo no quiero entrar en eso porque es agua pasada. Los terrenos se vendieron y punto, y no creo que sea bueno hablar del pasado".

"Aquí no hay nada ilegal, y no hay que hacer caso a los comentarios del pueblo porque está todo documentado y la empresa se ha comprometido a realizar unas obras que van a permitir el acceso al monte de los comuneros y a los que compren los chalés cuando se construya. Y hay un dinero a cambio, pero no creo que sea necesario hacerlo público", añadió la presidenta. El alcalde, José Luis Pérez, afirmó ayer que el ayuntamiento sólo se limitó a dar trámite al expediente de referencia ante la Consellería de Medio Ambiente para evaluar los criterios de sostenibilidad del plan parcial aprobado por el pleno. Los técnicos tendrán tres meses para aportar su dictamen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de septiembre de 2007