Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

División en el Constitucional sobre las abstenciones para juzgar un recurso del PP

El pleno del Tribunal Constitucional acordó anoche continuar próximamente las deliberaciones sobre las abstenciones presentadas por la presidenta, María Emilia Casas, y el vicepresidente, Guillermo Jiménez Sánchez, para no tener que enjuiciar el recurso interpuesto por el Grupo Parlamentario Popular contra la reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC). El PP ha recurrido el artículo que prorroga automáticamente el mandato de Casas y Jiménez Sánchez.

El pleno, presidido por el conservador Vicente Conde Martín de Hijas e integrado por 10 magistrados, se reunió durante toda la jornada, pero la división aconsejó aplazar las deliberaciones. Según las fuentes consultadas, los dos sectores están empatados entre los que entienden que no cabe abstenerse de juzgar de inconstitucionalidad las normas que afectan al estatuto de los magistrados, y los que creen que no cabe que la presidenta y el vicepresidente participen en el enjuiciamiento de una norma que les afecta a ellos.

Los magistrados del sector progresista entienden que no cabe la abstención de Casas y Jiménez, aunque les afecte a ellos la prórroga de un mandato establecido para todos los presidentes y vicepresidentes puesto que en tal caso los magistrados del Constitucional o del Supremo no podrían juzgar nunca normas que afectasen a sueldos, pensiones, mandatos o forma de elección de los magistrados. Aunque no se ha llegado a votar, los conservadores se han pronunciado a favor de las abstenciones. Las fuentes consultadas indicaron que, a pesar de todo, las deliberaciones podrían acabar esta semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2007