Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vuelos de bajo coste copan ya el 40% de llegadas en agosto

Las compañías amplían rutas pese a las alertas de exceso de oferta

Cuatro de cada 10 viajeros que llegaron a España en avión en agosto utilizaron una compañía de bajo coste. Los vuelos baratos alcanzan así por primera vez una cuota del 40% en vuelos internacionales frente a las compañías tradicionales, que pierden casi siete puntos en la tarta del mercado en los ocho primeros meses del año. Pese a que algunos expertos alertan sobre un exceso de oferta que estrangularía al sector, las tres mayores aerolíneas de bajo coste anuncian más rutas en España esta temporada. Ryanair abrirá 54 en tres meses.

De los 6,7 millones de viajeros que llegaron a aeropuertos españoles en agosto, 2,7 millones lo hicieron en una aerolínea de bajo coste, con lo que se rebasa por primera vez el listón del 40% de la cuota de mercado. Ryanair, Easyjet y Air Berlin siguen copando los vuelos baratos (suman más de la mitad del sector) que han transportado un 42,9% más de pasajeros que en el mismo mes de 2006, frente a un descenso 3,4% de las aerolíneas tradicionales.

El pasado fue un año de crecimiento más moderado que los anteriores para las compañías de bajo coste, con un aumento del 14,7% respecto a 2005, pero éste van a por el doble: acumulan ya una subida del 31,1% en los ocho primeros meses, con lo que concentran en ese periodo el 39,1% del mercado, siete puntos y medio más que el total de 2006 (31,6%).

Ese tirón del bajo coste se tradujo en fuertes crecimientos sobre todo de la irlandesa Ryanair (que se coloca a sólo un punto de Iberia en cuota de mercado este año) y Vueling, a la que pisa los talones Clickair, su rival participada por Iberia, que celebrará en pocos días su primer aniversario. Hapag Lloyd Express crece un 435% este año por la reorganización del grupo turístico al que pertenece, el alemán TUI.

Easyjet también sostiene un crecimiento de dos cifras (el 19,5% entre enero y agosto) frente al más moderado de Air Berlin. Tras la adquisición de la aerolínea alemana LTU hace un año, Air Berlin anunció la pasada semana un acuerdo con Thomas Cook para hacerse con Condor, una compañía de las clasificadas como tradicionales y directo competidor de Air Berlin en las rutas entre Alemania y Palma de Mallorca.

Y la tendencia seguirá esta temporada otoño-invierno, pese a las advertencias de algunos expertos sobre un exceso de capacidad de las líneas de bajo coste en Europa. Por ejemplo, el director general de Clickair, Alex Cruz, vaticinaba hace unos días en el congreso mundial de aerolíneas de bajo coste que éstas "van a necesitar cada vez más" de los sistemas de distribución como Amadeus o Galileo "para llenar los aviones. Ello llevará a una pérdida de competitividad y un aumento de costes".

Ryanair duplica sus bases con la entrada de las de Valencia y Alicante y prevé abrir 54 nuevas conexiones con aeropuertos españoles hasta el 16 de enero, pese a que su consejero delegado, Michael O'Leary, vaticinó en junio problemas para el sector. "Nuestra estrategia es doblar tanto el tráfico como los beneficios. Puede ser que otras se queden por el camino", confía la directora de marketing de la compañía, Maribel Rodríguez.

Air Berlin abrirá cuatro nuevas rutas y Easyjet nueve en total (anunciará en breve un nuevo enlace entre Barcelona y el Reino Unido. Clickair abrirá dos nuevos enlaces mientras Vueling ralentiza su crecimiento para concentrarse en sus nuevas bases de París y Sevilla, tras los malos resultados del primer semestre del año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de septiembre de 2007