CBS prepara una segunda temporada de 'Kid nation'

Kid nation, el reality de CBS acusado de explotar a niños ante las cámaras, se estrenó el miércoles ajeno a la polémica, con un resultado a ratos entretenido, esencialmente vacío de contenido, pero en ocasiones entrañable. Cuarenta niños sometidos a la convivencia sin la supervisión de adultos siempre proporcionan ante las cámaras algún material sabroso que se mueve entre Vídeos de primera y situaciones ridículamente infantiles. El excelente trabajo de producción permite comprobar que entre ellos también hay clases ("No me gusta estar con niños pequeños", dice uno de 14 años a uno de 12) y proporciona a los padres la extraña gratificación de contemplar lo mal que se las apañan cuando nadie les prepara la merienda.

La CBS mostró el primer episodio en colegios por todo el país y demostró que es, en realidad, un programa más para niños que para adultos. El resultado deja la impresión de ser un programa con niños-actores más que un reality sin guión. A pesar de la polémica, la CBS mantiene la emisión de los 12 episodios de esta temporada y prepara ya una segunda. En el primer capítulo, sólo un niño decidió abandonar el experimento: "Me parece que soy un poco pequeño para esto", dijo Jimmy, de ocho años.

Por otra parte, Dan Rather ha demandado a CBS y le reclama 70 millones de dólares (50 millones de euros) por utilizarlo de "cabeza de turco" ante la Casa Blanca. Rather considera que la cadena le forzó a marcharse después de la emisión de un polémico reportaje que acusaba a George Bush de eludir su presencia en la guerra de Vietnam.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de septiembre de 2007.