Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar advierte en Polonia de que el nacionalismo amenaza con destruir Europa

El ex presidente del Gobierno José María Aznar advirtió ayer de que el nacionalismo es una amenaza para toda Europa, y que ésta debe de hacer todo lo posible para mantener sus valores, como la libertad, la dignidad humana, la igualdad ante la ley y la democracia. "Europa tiene raíces históricas, no es sólo el proyecto de los ingenieros sociales y, si no respetamos esos valores que tenemos en común como Estados-nación, el nacionalismo puede crecer y podría destrozar Europa tal y como lo conocemos", sentenció Aznar en el auditorio del Castillo Real de Varsovia.

Los retos de Europa centraron el discurso que leyó en el salón del gran edificio de piedra roja del casco viejo de la capital polaca, en un acto organizado por European Ideas Network, una agrupación de fundaciones y think tank europeos que se autodefinen como liberales.

En un tono muy solemne, y en inglés, Aznar desgranó las que, a su juicio, son las claves de la Europa actual. "Dibujar nuevas fronteras en Europa, reconociendo de facto la autodeterminación de los territorios es el camino más rápido al desastre", afirmó en referencia de Kosovo, la provincia que pide la independencia de Serbia.

En clave siempre europea -ni una vez mencionó España-, Aznar dijo que es necesario poner límites a la ampliación europea. Y señaló como un reto la inmigración. "Europa tiene un problema demográfico. Recibimos flujos de inmigrantes, y no estamos teniendo éxito totalmente en su integración", afirmó. E insistió: "La integración real es crucial. La integración real llegará con las oportunidades laborales. La ley siempre tiene que ser respetada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de septiembre de 2007