Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía ganará más de 500 millones en el presupuesto estatal por su nuevo Estatuto

Zapatero y Chaves acuerdan un aumento superior al 10% en la inversión del Gobierno central

La Junta de Andalucía dispondrá de más de 4.000 millones de euros de inversión del Estado en 2008, en aplicación de su nuevo Estatuto, que vincula el gasto al peso de la población en el conjunto nacional. La partida supone un aumento superior al 10% respecto a los Presupuestos de 2007, en los que la inversión del Estado en Andalucía alcanzó la cifra de 3.588 millones. Así lo acordaron ayer el presidente de la Junta, Manuel Chaves, y el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, en un encuentro en La Moncloa en el que, también, pactaron zanjar la "deuda histórica" andaluza, otros 300 millones de euros.

Acuerdo para pagar la "deuda histórica" a Andalucía por unos 300 millones de euros

Los acuerdos alcanzados ayer en La Moncloa entre el presidente del Gobierno y el de la Junta de Andalucía suponen el primer resultado notable del nuevo Estatuto, refrendado en febrero de este año, tal y como destacaron, al final de la reunión, Chaves y la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, en nombre del presidente del Gobierno.

El compromiso del Gobierno de dedicar el 17,8% de la inversión del Estado a Andalucía para 2008, de acuerdo con los criterios de población, supone el cumplimiento de la disposición adicional tercera del Estatuto. Esta norma, como la catalana y la balear, precisan en su texto el porcentaje de inversión del Estado en su comunidad.

Chaves explicó que esa cifra, que se conocerá en los próximos días, supondrá como "mínimo" más de 4.000 millones de euros de inversión del Estado en Andalucía, que se acercará a las demandas que presentaron algunos grupos de la oposición andaluza, incluido el PP, durante el debate sobre el Estatuto.

Entre 1996 y 2004 la cifra media de inversiones del Estado en Andalucía fue de 1.695,4 millones de euros, un 13,7% del monto total, recogido en los Presupuestos Generales del Estado. La cifra ascendió al 16,7% en 2005 y en 2007 fue de 3.588 millones de euros, según recordó ayer el presidente andaluz.

Chaves precisó que los Presupuestos para 2008 incluirán una cláusula de seguimiento de la "ejecución real del volumen de inversiones para Andalucía".

Zapatero y Chaves también lograron ayer otro acuerdo de alcance: zanjaron la deuda histórica de Andalucía, con una cifra cercana a los 300 millones de euros, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado de 2008. Con ello cumplieron otro compromiso estatutario y una vieja demanda autonómica.

La deuda histórica andaluza es una reclamación autonómica que figuró en el Estatuto de Autonomía de 1981 por el retraso económico de la comunidad y, en una interpretación posterior, por los traspasos mal valorados.

El último presupuesto del Gobierno de Felipe González, el de 1996, recogió una parte de la deuda histórica, que pagó el Ejecutivo de José María Aznar durante su primer año de ejercicio.

Los posteriores Gobiernos del PP no culminaron el pago de la deuda histórica y la reforma del Estatuto de Andalucía, refrendada en febrero de 2007, la blindó, con el compromiso de zanjarla para el año 2010. Ayer, Zapatero y Chaves acordaron que la cifra de la deuda histórica podía ser cercana a los 300 millones de euros.

Chaves anunció, tras la reunión con Zapatero, que en noviembre se reunirá con el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, en Andalucía, para precisar la cifra exacta del anticipo sobre la deuda, aunque la cantidad no será efectiva hasta la entrada en vigor de los Presupuestos de 2008. Precisó que en tres años, antes de que finalice el año 2010, la deuda estará saldada.

El presidente de la Junta de Andalucía anunció un tercer acuerdo autonómico, relacionado con la transferencia al Gobierno de la comunidad de las competencias sobre las aguas del río Guadalquivir que transcurren por Andalucía.

El acuerdo, según Chaves, se firmará en noviembre y contempla la planificación hidrológica de la Cuenca del Guadalquivir; el otorgamiento de los derechos históricos concesionales sobre las aguas y su control; la gestión de los embalses, la participación pública; la protección del dominio público hidráulico y las obras a realizar en el futuro de la cuenca. El acuerdo de traspaso, que se materializará en 2008, supone el cumplimiento del artículo 51 del nuevo Estatuto de Andalucía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de septiembre de 2007