240 millones para rehabilitar casas antiguas

La nueva consejera de Vivienda anuncia un plan para reformar 35.000 pisos en cascos históricos

"Ésta va a ser la legislatura de la rehabilitación". Con esta promesa se estrenó ayer en la Comisión de Vivienda de la Asamblea de Madrid la consejera, Ana Isabel Mariño. Allí anunció a los diputados regionales los objetivos de su mandato y desveló que en los próximos cuatro años destinará 240 millones de euros a ayudas para rehabilitar casas particulares en los cascos históricos y zonas degradadas de los municipios de la región. También podrán acogerse al plan, en vigor hasta 2011, los edificios singulares. "Unas 35.000 familias se beneficiarán en esta legislatura", recalcó Mariño. Dijo que las subvenciones para reformar los pisos podrán alcanzar un tope de 9.000 euros, frente a los 6.500 actuales.

Las subvenciones, que subirán a 9.000 euros, incluirán las mejoras en zonas degradadas

No fue la única consejera que expuso las líneas de su trabajo para los próximos cuatro años. Por la mañana intervino la titular de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Elorriaga, y, a la misma hora que Mariño, pero en su propia comisión, la consejera de Empleo y Mujer, Paloma Adrados. Ellas fueron las primeras, pero a lo largo de esta semana les seguirán el resto de miembros del Gobierno regional de Esperanza Aguirre. Todos darán cuenta de sus proyectos para esta legislatura.

Mariño traía expectación por la novedad: desempeña una cartera nueva -antes decidía sobre ello la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio-. En su discurso de investidura, el pasado 19 de junio, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, anunció una nueva consejería específica para estas políticas, pese a que en su día criticó que el Ejecutivo central tuviera un ministerio dedicado a ellas.

Al frente colocó a Ana Isabel Mariño, hasta entonces presidenta del Consorcio de Turismo de Madrid. Pese a que tan sólo lleva unos meses, la consejera hizo ayer gala de haberse estudiado la materia, no leyó su discurso -algo poco habitual en la Asamblea-, prometió escuchar las propuestas de la oposición (PSOE e IU) y habló de algo a lo que no acostumbra el Gobierno regional: "Planificar para construir".

Mariño anunció cuatro grandes planes. Uno para vivienda en general, que no detalló -fuentes de la Consejería especificaron que se elaborará en los próximos meses-; otro de alquiler; un tercero, destinado a los jóvenes -más amplio que en la anterior legislatura-, y el de rehabilitación. En los dos primeros recordó los anuncios que ya hizo Aguirre en campaña electoral: aumentará hasta 150.000 los pisos destinados a los menores de 35 años en alquiler con derecho a compra y promoverá la construcción de 45.000 viviendas en régimen de arrendamiento durante un máximo de 10 años.

Tras la consejera, intervino el diputado de IU Gregorio Gordo, que criticó que, al separar la Consejería de Vivienda de Ordenación del Territorio, se haya perdido la posibilidad de planificar el uso del suelo para construir pisos. "No parece que la vivienda tenga que ver con los suelos que ocupa", ironizó.

Antonio Fernández Gordillo, diputado socialista, también puso en duda las cifras del plan de rehabilitación. "En la legislatura pasada yo propuse destinar 530 millones de euros cada año para solventar el problema, y su grupo parlamentario me echó por tierra la propuesta porque dijeron que eran claramente insuficientes", expuso. Por eso, agregó, "con este criterio, con 240 millones no tiene ni para empezar".

Sin embargo, alabó la iniciativa porque, dijo, "con el suelo finito que hay en la Comunidad" sería lógico no construir más, sino "volver la vista sobre las ciudades ya consolidadas y empezar a hacer actuaciones sobre espacios degradados".

El diputado socialista hizo la propuesta de un acuerdo de vivienda para esta legislatura, consensuado por todos los grupos. La popular Elena Utrilla le echó el jarro de agua fría: "Cuando las ideas son buenas, las apoyamos. Pero tenemos un contrato con los ciudadanos, que es el que vamos a cumplir", aseguró. Menos dura fue la propia consejera: animó a los diputados de la oposición a exponerle sus propuestas. "Tomo nota", les anunció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de septiembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50