_
_
_
_

Cortes de vías férreas y carreteras por las fuertes tormentas

La lluvia cayó ayer en casi toda la Comunidad Valenciana y lo hizo en algunos lugares con mucha fuerza, lo que causó numerosos incidentes, sobre todo cortes de carretera y del tráfico ferroviario, además de inundaciones en bajos. El Instituto Meteorológico, que para hoy no prevé precipitaciones relevantes, había advertido del temporal.

En 24 horas, en la provincia de Castellón, Sitjar registró 104 litros por metro cuadrado; Onda llegó a superar los 30 litros en una hora (el Consorcio Provincial de Bomberos realizó 14 achiques); Arenós acumuló 41 litros en 24 horas y en el mismo intervalo Benafigos, 44. La tromba de agua provocó el corte al tráfico temporalmente de la CV-149 en Benicàssim.

En la provincia de Valencia, los incidentes se multiplicaron. El Consorcio de Bomberos aseguró que había atendido "bastantes" servicios en Picassent, Quart de Poblet, Paterna y especialmente en L'Alcúdia, donde se midió una máximo de 160 litros por metro cuadrado. En Piles cayó parte del techo de un supermercado. En distintos momentos de la tarde se vio afectada la cobertura de telefonía móvil. Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) registró retrasos importantes en todas las líneas, especialmente en la Línea 1 en dirección sur a consecuencia de la falta de suministro eléctrico e inundaciones en estaciones. Renfe, por caída completa del suministro, se vio obligada a suspender el servicio entre la Fuente de San Luis y Massalfassar desde las 18.00, lo que afectó a ocho trenes de largo recorrido y a diez trenes de cercanías. Unos 3.500 viajeros resultaron afectados. Las precipitaciones causaron problemas también en Godella, donde se desbordó el Barranc dels Frares, mientras que en la ciudad de Valencia, con un centenar de incidencias, un rayo provocó distorsiones en una estación reguladora. Se abrieron todas las válvulas y al aumentar así la presión del agua se registraron ocho reventones de tuberías. También hubo apagones, de más de una hora en el barrio de Patraix, y hubo que achicar agua en el Hospital General.

En Alicante, los municipios más afectados fueron Elda -dos vehículos fueron rescatados al quedar atrapados en badenes y los bomberos realizaron una treintena de servicios-, Orihuela, Pinoso (donde se inundaron multitud de bajos) y Villena, que tuvo cortada la A-31 por una balsa de agua. En Muro de Alcoy, informa Lucía Gadea, un rayo provocó un incendio en la empresa Textil Hilaturas Marsán, sofocado sin consecuencias. En La Vila Joiosa, doce vecinos de ocho viviendas fueron desalojados en el casco histórico y realojados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_