TECNOLOGÍA

La batalla por el chip más sostenible

AMD lanza el microprocesador Barcelona "cuatro en uno" para competir con Intel

La sostenibilidad es ya un hecho en el mundo informático. Se trata de calcular más rápidamente, pero consumiendo menos electricidad. Los servidores informáticos que manejan las enormes bases de datos y las aplicaciones de gestión empresarial, que muchas veces constituyen "granjas" donde funcionan miles de unidades, son grandes depredadores de energía. Si hace unos años, las cuotas de mercado en la venta de ordenadores se ganaban exclusivamente fabricando los chips más rápidos, ahora además deben vencer en la carrera por el menor consumo energético.

El pasado lunes, el fabricante estadounidense AMD, el segundo del mundo en producción de microprocesadores para PC, presentó en Barcelona y San Francisco las primeras unidades de sus nuevos microprocesadores de la familia Opteron, bautizados precisamente con el nombre de la ciudad catalana. AMD dice que es un homenaje a esta urbe, que considera un ejemplo de sostenibilidad por sus políticas de ahorro energético.

Nuevo diseño

Los chips Barcelona están compuestos por cuatro núcleos de procesamiento en una misma pieza de silicio. Este diseño aumenta las prestaciones de los ordenadores actuales, ya que permite realizar múltiples tareas simultáneamente sin colapsar la máquina, porque cada núcleo se puede encargar de trabajar con un programa informático diferente o repartirse entre ellos los cálculos de una aplicación.

Su competidor Intel se ha adelantado unos días a AMD anunciando la disponibilidad de sus nuevos microprocesadores Xeon 7300, también para grandes equipos empresariales; pretende conseguir resultados parecidos a los de AMD con los Barcelona, pero su estrategia de diseño es distinta: ha juntado dos unidades de sus actuales chips de doble núcleo.

¿Cuál es la mejor opción? Por el momento, algunos de los grandes fabricantes de servidores dicen que se apuntarán a ambos bandos, aunque todo puede variar durante el año 2008, cuando comercialicen chips de mayores prestaciones y fabricados a un tamaño de tan sólo 45 nanómetros (un nanómetro es la mil millonésima parte del metro).

De momento, Dell ha confirmado que adoptará los Barcelona y los Intel en sus servidores, para que sus clientes puedan escoger. HP planea lanzar servidores con Barcelona durante el último trimestre, mientras que Sun Microsystems haría lo propio, pero a finales de año. Lucasfilm la productora de George Lucas, es uno de los primeros clientes.

El proyecto Barcelona está orientado "a los servidores de los grandes centros de datos de las empresas, aunque la tecnología se podrá trasladar a los equipos de gran consumo", dice Dirk Meyer, presidente y director de operaciones de AMD; los expertos consideran que este paso se producirá sólo cuando los desarrolladores consigan que las aplicaciones informáticas estén preparadas para trabajar de forma óptima con tantos procesadores. El anuncio de AMD se produce tras un año en el que ha registrado importantes pérdidas, que alcanzan los 1.200 millones de dólares, y tras la reciente dimisión del máximo responsable de mercadotecnia y ventas, Henri Richards.

La consultora IDC prevé que durante el año 2007 se vendan 2,4 millones de servidores informáticos en Europa. Uno de estos equipos puede llegar a consumir como seis frigoríficos juntos. Según cálculos de AMD, si estuvieran equipados con microprocesadores como los Barcelona, se podría ahorrar del orden de 500 millones de dólares en la factura eléctrica, lo que supondría reducir en 2.000 millones de kilogramos las emisiones de CO2 a la atmósfera, o iluminar 250.000 hogares durante dos años.

El nuevo microprocesador Barcelona de cuatro núcleos.
El nuevo microprocesador Barcelona de cuatro núcleos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS